España se viste de fiesta para celebrar mañana su primera final en un Mundial

Categoría: Deportes,Destacado,Sudáfrica 2010 |

Cientos de miles de personas en las calles, un verano tórrido y el mayor logro deportivo de la historia: España se prepara para vivir mañana, cuando juegue contra Holanda su primera final en un Mundial, la mayor euforia colectiva que se recuerde.
El corazón de ese estallido tiene hora y lugar: las 20:30 (18:30 GMT, hora del comienzo de la final en Johannesburgo) en la Plaza de Cibeles, un emblema de Madrid.

Se estima que unas 250.000 personas seguirán la final en este punto, donde celebra sus triunfos el Real Madrid, a través de la mayor pantalla gigante colocada jamás en España.

A lo largo del Paseo de Recoletos, la ancha avenida que comienza en la plaza, se colocarán además otras cuatro pantallas auxiliares.

Un concierto de bandas locales comenzará a calentar los ánimos antes del partido. Pero de calentar se encargará también el duro verano español: mañana está prevista una máxima superior a los 36 grados.

Para controlar la situación, el ayuntamiento de Madrid desplegará un dispositivo especial que incluye más de 2.000 efectivos adicionales.

Las autoridades también cuentan con un descalabro en el tráfico, por lo que prepararon un plan alternativo de movilidad. En la zona de la pantalla gigante se prohibirá el ingreso con alcohol y objetos contundentes, además de la venta ambulante.

En el resto de las principales ciudades del país se esperan imágenes similares.

Incluso las regiones más reacias a los éxitos de la selección en el Mundial, Cataluña y País Vasco, se sumaron a última hora con la colocación de pantallas gigantes en ciudades como Barcelona, Lérida, Vitoria o Barakaldo.

Quienes no se sumen a la fiesta en la calle también aportarán desde sus casas y los bares a una jornada de récords.

Se espera que la emisión de la final supere el récord histórico de 15,37 millones de espectadores que siguieron la definición por penales entre Italia y España en cuartos de final de la Eurocopa 2008.

El canal que transmite en abierto los partidos, Telecinco, se suma así a vendedores de banderas, dueños de bares y otra larga lista de beneficiados por cada victoria de “La Roja”: esta semana fue el segundo valor que más aumentó en Bolsa, con una subida del 19,22 por ciento.

También Telepizza sacará provecho de quienes vean la final en casa. La cadena de envíos de comida a domicilio movilizará mañana casi la totalidad de su plantilla, unos 14.000 empleados, y espera alcanzar los resultados de la Eurocopa 2008: un aumento de ventas superior al 33 por ciento.

En España nadie cuenta con una derrota mañana ante Holanda. Pero incluso en ese caso se mantienen los planes para recibir el lunes en Madrid a los héroes de la selección: el desfile de los jugadores por las calles de la capital podría dejar pequeña la fiesta que se espera mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho − 7 =