Japón a un grado de Chernobyl

Categoría: Destacado,Informes,Mundo,Noticias |

Con la planta nuclear en escombros, unos 50 ingenieros continúan en la Central de Fukushima y entregan sus vidas en nombre de la ciencia

Después que explotara en reactor número 3 de la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi la situación ha ido empeorando con el paso de los días, pues Japón se encuentra a un paso de enfrentar por segunda vez uno de los accidentes nucleares más graves de la historia.

Según el ingeniero, Raúl Delgado Sayán, directorio de Cesel Ingenieros, la tragedia ocurrida en el país nipón es 25 veces más grande que el terremoto acontecido en Pisco en Julio de 2009, y que está catalogada en penúltimo grado de la escala de radiación nuclear.

Todo parece indicar que la tragedia llegaría a los extremos, es decir Japón soportaría el grado 7 de radiación nuclear, como lo ocurrido en Chernobil el 26 de Abril de 1986, donde la radioactividad no solo afectaría a Japón sino a otros países del hemisferio norte. La central de Fukushima Daiichi ha sido evacuada con la excepción de 50 ingenieros que se encuentran realizando estudios en la planta, a sabiendas de que sus vidas están completamente expuestas al peligro. “Hay 50 ingenieros o mártires que prácticamente ya no tienen expectativa de vida, la radiación que los afectará será crítica”, afirmó Delgado Sayán.

Lamentablemente el sistema de enfriamiento en Fukushima no funcionó de la manera esperada en el momento en que ocurrió el sismo, el que se vio completamente afectado con la llegada súbita del tsunami, por más que hubieron intentos desesperados por controlar el calentamiento del reactor, no funcionó. “Incluso la planta nuclear fue inundada con agua de mar”, pero nada resultó.

Las consecuencias del desastre

El miembro del directorio de Cesel Ingenieros no descarta la posibilidad de que la radiación afecte otros países, pues ella depende de la dirección de los vientos, que por lo general se dirigen a los hemisferios, incluso se habla de que la potencia de la propagación podría llegar a las costas de EE.UU.

Las secuelas en la flora y fauna del país también son lamentables puesto que tendrán un efecto nocivo en la materia orgánica y las industrias alimentarias. Los pobladores del golpeado Japón esperan un milagro divino para que el extremo de la catástrofe no se desate pero existen indicios de que el nivel de radiación continúe elevándose y eso seguirá manteniendo alerta a los ciudadanos.

Las posibles fallas

Existe la probabilidad de que la catástrofe ocurrida en la planta nuclear de Fukushima podría tratarse de una falta de revisión estricta y detallada, por ser una planta de 40 años en funcionamiento. “Una planta no explota por explotar (…) No hay reportes de otras plantas con estos problemas”, agregó el ingeniero Raúl Delgado, sugiriendo la revisión constante y estricta de las diversas plantas nucleares, sobretodo de las más antiguas.

Atendiendo a la última información recibida por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la situación en Fukushima Daiichi a las 12:48 hora española es la siguiente:

  • En la unidad 1 (460 MWe) se está inyectando agua de mar borada en la vasija del reactor. El núcleo permanece descubierto. A partir de las mediciones radiológicas realizadas en la zona, no se deduciría la existencia de un fallo en la contención. Sin embargo, no se dispone de información actualizada sobre la piscina de combustible ni de la integridad estructural del recinto de contención.
  • En la unidad 2 (784 MWe), se sigue intentando inyectar agua en la vasija del reactor aunque el núcleo sigue parcialmente descubierto. El recinto de contención parece estar dañado, tras la explosión de ayer, aunque la presión en su interior se ha incrementado ligeramente.
  • En la unidad 3 (784 MWe) se está inyectando agua de mar borada en la vasija del reactor. Se han medido tasas de dosis muy elevadas (400 mSv/h) junto a una de las paredes del edificio del reactor. Estos valores podrían estar relacionados con la situación en la que se encuentra el núcleo del reactor, que está descubierto, con su recinto de contención o con el estado de la piscina de combustible tras la deflagración sufrida.
  • En la unidad 4 (784 MWe) se declaró un nuevo incendio en el edificio del reactor la pasada madrugada. Asimismo, tras el primer incendio y posterior explosión ocurrida, se han detectado importantes daños en uno de los muros del edificio del reactor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ seis = 9