Bellezas de Ensueño: Pamela Franco y Pilar Gasca

Categoría: Bellezas de Ensueño |

Pasión y Sensualidad

Ardientes y decididas. Mujeres de piel canela y mirada de fuego, así son ellas: Pamela Franco y Pilar Gasca, jóvenes artistas de la música quienes han sabido cautivar a más de uno con sus bien definidas curvas y sus ojos felinos capaces de mostrarnos toda la hermosura de la mujer peruana como en una explosión de estrellas, explosiva y fugaz.

Pamela Franco
¿Cuánta belleza se puede esconder en la seductora y sencilla mirada de una mujer? La respuesta es sencilla: solo observemos los delicados labios y la dulzura del rostro de Pamela que, con la gracia natural de la mujer peruana, hace de nuestras páginas un deleite para los sentidos. La belleza en todo su esplendor. Ella es una chica emprendedora y decidida. De profesión es Contadora Pública, deportista a carta cabal y maravillosa cantante, pasión que la ejerce como primera voz de la agrupación Alma Bella Nueva Generación. Actualmente viene cursando su segunda carrera profesional en Marketing.
Pamela confiesa que tiene como meta empresarial tener su propio spa y como mujer, ser mamá.

Perfil
Estatura: 1.67
Medidas: 90 – 62 – 98
Cabello: Negro.
Ojos: Marrón oscuro.
Profesión: Contadora Pública
Pasión: Música
Hobbies: Gimnasia, bailar.

Pilar Gasca
Pilar es anfitriona y modelo de fotografía. Actualmente estudia aviación comercial con la meta de culminar sus estudios satisfactoriamente y con los más altos honores. También es bailarina de la agrupación Alma Bella. Practica el deporte de vóleibol y le encanta el color dorado. Nos revela que su gran sueño es tener una empresa de ropa con marca propia. Asimismo nos dijo con mucho entusiasmo que anhela ser mamá, pero más adelante.
Es una mujer que dentro de ella guarda los secretos del universo, solo basta con observar su silueta para entender que lo bello no se posee, lo bello solo se contempla.

Perfil
Estatura: 1.66
Hobbies: Bailar. Escuchar música y ver películas.
Medidas: 89 – 62 – 92.
Cabello: Negro.
Ojos: Marrones.

Para ellas este inspirado verso:
“Dulzura a flor de piel
Encanto de mujer
Mirada en la inmensidad
Si las flores pudieran hablar
Te pedirían que te acerques a mirarlas
Te dirían que no te alejes nunca
Te rogarían, las cubrieras con el embeleso de tu mirada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 2 = seis