Brigitte Macron, la profesora que lo dejó todo por amor

Categoría: Destacado,Mundo |


París. Asume sin complejos los 24 años de edad que la separan de su ex alumno y esposo. Guapa, con ese toque de glamur francés, Brigitte Macron es el gran amor y el mayor apoyo del próximo presidente de Francia.

De 64 años, esta rubia de ojos azules ha estado siempre junto a su esposo desde que este dejó el año pasado el cargo de ministro de Economía para lanzar su movimiento ¡En marcha!, con la mirada puesta en el Elíseo.

Emmanuel Macro y Brigitte parecen una pareja unida, cariñosa y cómplice. La imagen de un amor que venció toda adversidad e indiferente “al qué dirán” por su diferencia de edad.

“Emmanuel tiene que ser elegido este año sino ¡Imagínense mi cara en cinco años!”, afirmó con humor esta mujer a la que llaman “Bibi”.

Bronceada todo el año, adepta a los pantalones ajustados y a los zapatos de tacón de aguja, Brigitte se ha vuelto una habitual de las portadas de prensa del corazón, fotografiada caminando de la mano con su esposo por París o en bañador en las playas del sur de Francia.

Nacida en Amiens (norte), en el seno de una acaudalada familia pastelera, Brigitte Trogneux parecía prometida a otro destino. Cuando conoció a Emmanuel a principios de los años 1990, estaba casada y era madre de tres adolescentes.

Tenía entonces 39 años, era profesora de francés y dirigía un taller de teatro en un instituto de Amiens. Al conocer al futuro presidente, entonces un alumno de 15 años, se sintió “totalmente cautivada” por su inteligencia.

Emmanuel Macron y su esposa celebrando tras conocerse los resultados de la primera vuelta electoral en Francia. (AFP)

Emmanuel desafió todos los tabúes y le declaró su amor. “Con 17 años, me declara: ‘hagas lo que hagas, ¡me casaré contigo!'”, cuenta. “Poco a poco venció todas mis resistencias”.

Pero los padres de Macron, médicos, trataron de sacarle la idea de la cabeza enviándolo a un prestigioso instituto de París. Él no se amilanó. “Tenía una obsesión, una idea fija: vivir la vida que había elegido con aquella a la que amaba. Y hacer todo lo necesario para conseguirlo”, explica el político centrista en su libro “Revolución”.

Finalmente, Brigitte Trogneux dejó a su marido banquero y se casó en 2007 con Macron, con quien se mudó a París.

Allí empezó a dar clases en un instituto privado, mientras él se desempeñaba como alto funcionario, banquero y, finalmente, entraba a formar parte del gobierno del presidente socialista François Hollande.

elcomercio.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho − = 7