La magia del retablo afroperuano en imágenes

Categoría: Destacado,Espectáculos |

De lo tribal al callejón. En hora y media de espectáculo, el Elenco Nacional de Folclore (ENF) despliega sobre el escenario del Gran Teatro Nacional el universo afroperuano. Retablo abre sus inmensas puertas y nos envuelve, con sonidos, pasos, energía y reflexión, con el aporte de esta cultura vital para comprender la peruanidad de hoy.
Los “cuadros” de Retablo Afroperuano ofrecen una línea de tiempo. El pueblo de Zaña, en Lambayeque, es un ejemplo. Porque el primer cuadro se llama “Origen”, y presenta la llegada de los primeros esclavos africanos a esta zona del norte del país.

La espiral de la historia avanza al compás de la obra. El asentamiento de los afros básicamente se da en la costa.

Retablo avanza hasta llegar a momentos más actuales como la vida en la ciudad, donde los afroperuanos empezaron a vivir en comunidad, en callejones, solares, manteniendo sus costumbres.

Música para todos

Las manos dan el ritmo, el checo percute. Desde el punto de vista de negras y blancas, corcheas y fusas, los 16 músicos ejecutan los ritmos que hilan el espectáculo con la músic a que bebe de esta tradición: golpe e’ tierra, valse, landó, marinera limeña, zamacueca, panalivio y festejo.

Apuesta que crece

Es la temporada número 16 del espectáculo Retablo, que presenta el ENF en el Gran Teatro Nacional.

Si bien el espectáculo dedicado al universo peruano afro coincide con la realización del nuevo Censo Nacional –el cual incluye por vez primera en 70 años la variable de autoidentificación étnica–, Fabricio Varela, director del ENF, explica que los contenidos de los espectáculos se trabajan con tres años de antelación.
Reto
Los bailarines del primer elenco trabajaron por dos meses en este nuevo proyecto, no solo en danza y canto: para el nuevo “Retablo”, aprendieron el zapateo afro. Por primera vez, actuaron (recomendable “Me gritaron negra”, de Victoria Santa Cruz, en una versión polifónica a cargo de las bailarinas) y recitar décimas. Herencia afro.

El espectáculo, amén de rico en danzas, coreografías y vestimenta, es didáctico y presenta elementos multimedia.

Si no está familiarizado con lo complejo que envuelve a la marinera limeña, el espectáculo presentará sus partes, con resbalosa y fuga. También verá el cordón umbilical del “atajo de negritos” con el zapateo de ciudad.

Varela, creador conceptual del espectáculo, recuerda que este retablo “está inspirado en el trabajo de los predecesores”: Nicomedes y Victoria Santa Cruz, Perú Negro, de Amador Ballumbrosio, Caitro Soto, Kiri Escobar, hasta Pepe Vásquez.

“Es un espectáculo de identidad. Tenemos que identificarnos con los afroperuanos porque somos un país diverso”, comenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cuatro − = 1