Rusia humilló a Arabia Saudita en la inauguración del Mundial con una goleada por 5-0

Categoría: Deportes,Destacado |

Rusia, con una destacada actuación de Denis Cheryshev y Aleksandr Golovin, arrancó este Mundial con el pie derecho al apabullar al cuadro saudí.

La Selección de Rusia inició con pie derecho el Mundial del 2018 que organiza con una goleada por 5-0 ante Arabia Saudita. Aún siendo un partido muy abierto en el inicio, la escuadra de los ‘Osos Tricolor’ pudo imponer su dominio en el juego a partir del primer gol que finalmente fue trasladado al marcador, gracias al poco manejo del cotejo por parte de los dirigidos por Juan Antonio Pizzi y la contundencia del conjunto local.

Los dueños de casa intentaban llegar al arco rival mediante un juego muy directo y de poca elaboración, mientras que su oponente priorizaba mantener la posesión de la pelota aunque la seguidilla de pases que hicieron a lo largo del encuentro solían ser muy inocuas y que les daba poco trabajo en defensa a el elenco de Stanislav Cherchesov. La manera cómo se distribuían el balón era muy predecible y los movimientos de desmarque eran poco agresivos, cosa que le facilitaba las labores a Rusia.

Fue al minuto 12 que, por medio de un cabezazo de Yuri Gazinski, el conjunto europeo se puso arriba en el marcador. En todo lo relacionado al juego físico los rusos siempre iban a sacar ventaja sobre los saudíes por la amplia diferencia en el promedio de estatura y la dureza que los caracteriza. Si bien las cosas se les complicó al comienzo, con el pasar de los minutos se fueron sintiendo más cómodos y el segundo tanto llegó a los ’43 en un contraataque finalizado por Denis Cheryshev, que había llegado desde la banca por un lesionado Alan Dzagoev.

Esta es la segunda goleada más abultada en el primer partido de una Copa del Mundo, siguiéndole al triunfo por 7-1 de Italia sobre Estados Unidos en el Mundial de 1934.

Ya en la segunda etapa, Arabia Saudita salió un poco más agresivo y adelantó sus líneas, logrando generar dos ocasiones claras de gol en los primeros 15 minutos. El compromiso se fue tornando más entrecortado y menos intenso, pero todo cambió con la entrada de Artem Dzyuba en el combinado ruso. El delantero de 29 años, con solo un minuto en cancha, ganó un balón aéreo en área rival y amplió la ventaja de su selección a tres un cabezazo.

Pero esa no fue la única manera cómo Dzyuba impactó el encuentro. Fue una referencia muy pesada para los zagueros árabes, que fueron lo mejor de su elenco en los 45 minutos iniciales, y cada decisión que tomaba terminaba siendo favorable para los intereses de los rusos. Creó mucho desorden en la defensa de su oponente, que lucía muy desorientada en el mediocampo. Finalmente, con dos golazos de Denis Cheryshev y Aleksandr Golovin -de tiro libre- en los descuentos, Rusia terminó de sellar su goleada y mandó un mensaje a todos los que lo tenían como un ave de paso a este certamen.

Fuente: Rpp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


dos + 9 =