Rafael Vela: “Esperamos que la diplomacia peruana actúe con prontitud”

Categoría: Locales |


El fiscal superior Rafael Vela, coordinador del Equipo Especial del Caso Lava Jato, expresa su deseo de que la diplomacia peruana actúe con prontitud ante el asilo político que ha solicitado el ex presidente Alan García al Gobierno de Uruguay. Se deber informar, indica, que “aquí se ha escrupulosamente respetado los derechos del investigado”.

¿Esta solicitud de asilo que ha solicitado el ex presidente Alan García al gobierno uruguayo afecta la investigación de la fiscalía en contra del ex mandatario?
Bueno, estamos a la expectativa todavía de tener un poco más de información. Lo último que nosotros hemos sabido es lo que se conoce públicamente a través de los medios de comunicación. Y procesalmente está decidida ya la orden de impedimento de salida del señor García por 18 meses. A la cual él se había incluso hasta voluntariamente allanado. Ha sido sorpresivo, tenemos que hacer un análisis de las consecuencias, pero sobre la base también de asumir si es que esta ya es una decisión tomada por parte del Gobierno de la República de Uruguay. Sin saber eso, son muchos los escenarios y es difícil especular de momento.

— Ahora, el canciller de Uruguay en comunicación con El Comercio —y a través de un comunicado oficial del Gobierno uruguayo— ha señalado que se va a evaluar y se va a pedir información a Perú respecto a la solicitud en cuestión. En estos casos, ¿el Gobierno peruano también puede enviar la información que obra en poder de ustedes? Es decir, ¿ustedes también participan en esta entrega de información para dar cuenta al gobierno uruguayo de cuál es la situación legal del señor García?
Sí, nosotros estamos dispuestos a proporcionar cualquier información que brinde de manera precisa cuál es el estatus del señor García procesalmente. De hecho, a él se le han respetado todos sus derechos, y creo que la mejor demostración es que el día de ayer él durante la audiencia no ha informado sobre ningún tipo de persecución política que pudiera existir en este caso. Lo ha dicho entiendo yo en el ejercicio de su derecho a la defensa en pleno, ¿no?, ante un juez y dentro de lo que el Ministerio Público había pedido. De tal manera que para nosotros no hay ningún tipo de posibilidad de especular que no se haya respetado escrupulosamente todos sus derechos procesales. Entonces, al final estamos abiertos a entregar cualquier información que sea necesaria para que el gobierno uruguayo pueda tener la mayor cantidad de información posible y sepa exactamente cuál es la situación jurídica del señor García.

— En su lectura, ¿este pedido de asilo del señor García obedece únicamente a una intención de evadir a la justicia peruana?
Bueno, de materializarse, sin duda es absolutamente incoherente con relación a la conducta procesal que mostró a través de su abogado defensor ayer en la audiencia. Lo que nos hace inferir válidamente que se trataría de una estrategia claramente definida de eludir la acción de la justicia.

— El abogado del ex presidente ha señalado que esta ha sido una decisión tomada por la dirigencia del Apra en vista de que había el rumor, o ellos habían tenido conocimiento no sé de qué manera que, en una próxima diligencia, en una próxima citación, el ex presidente iba a ser ya detenido. ¿Esto tiene asidero?
No, eso es absolutamente falso. No tiene ningún tipo de posibilidad de especularse ello. El Ministerio Público cuando formula sus requerimientos los hace dentro del debido proceso, los pone en conocimiento del juez y el juez es quien toma cualquier decisión procesal. Pero está claro, a partir de lo que ha sido público ayer en el desarrollo de la audiencia, de que el Ministerio Público proporcionalmente a las circunstancias del momento de la investigación, estamos hablando de diligencias preliminares, estimó que era razonable y proporcional únicamente una solicitud de impedimento de salida del país para cautelar los fines de la investigación. Eso fue lo que se decidió, eso fue a lo que además se sometió el señor García voluntariamente, y que ahora defrauda plenamente a partir de su conducta evidente.

— Y lo que se venía ahora era más citaciones. Es decir, más citaciones para interrogarlo…
En realidad se venían varias diligencias que justificaban su presencia dentro del país y otras que son parte de la evolución de la dinámica de la investigación. Esta es una investigación compleja porque tiene que activar mecanismos de cooperación internacional. La información entregada por la empresa Odebrecht a través del convenio de colaboración eficaz que está en proceso de negociación, en culminación, con nosotros, determinaba la necesidad también de actuar una serie de testimonios y entrega documental fuera del país, además de pericias, además de otros actos procesales que se justificaban acá. A partir de recabar esos testimonios se iba a generar mucha mayor información que implicaba que el señor García también tenga que nuevamente ser sometido a ampliaciones de sus declaraciones en ejercicio del derecho a la defensa, para que el señor exprese su defensa respecto a lo que eventualmente se podría haber manifestado. Como las declaraciones no se han hecho aún, solamente son planes estratégicos que se realizan dentro de una investigación compleja que tiene activados mecanismos de cooperación internacional.

— Es decir, en esta etapa no estaba prevista todavía una prisión preventiva, por lo que me dice.
No, en absoluto. Eso es absolutamente falso. No tiene además ninguna justificación ni ningún asidero. Porque además ningún juez luego de haber estimado razonablemente el pedido de impedimento de salida del país podría acto seguido decidir un pedido de diferente naturaleza, cuando los elementos que se han incorporado son los que para el fiscal justificaban razonablemente únicamente un impedimento de salida del país. No hay que olvidarnos que además todos estos requerimientos el Ministerio Público tiene que necesariamente vincularlos también a la jurisprudencia vinculante del momento. Y tal vez en ese aspecto los estándares de jurisprudencia son bastante altos a raíz del caso Humala Heredia, a través del Tribunal Constitucional y de la sentencia plenaria casatoria que se dio, la 1-2017 por el pleno de la Corte Suprema de Justicia de la República el año pasado. De tal manera que son especulaciones absolutamente inválidas en el momento procesal en el que nos encontramos.

— Ahora, en el hipotético caso de que el gobierno uruguayo después de analizar y evaluar finalmente tomara la decisión de otorgarle el asilo al ex presidente, ¿ya no hay forma de que él pueda, digamos, responder a la justicia peruana? Es decir, ¿que se truncaría ya la investigación que hay en su contra en la fiscalía?
En principio, nosotros lo que tenemos que hacer es nuestro trabajo en términos de nuestra planificación estratégica procesal. Es decir, tenemos que seguir investigando los hechos porque no solamente es investigar al señor García sino hay otros coinvestigados también en el desarrollo de la investigación. De tal manera que la investigación no va a parar en ese sentido. El señor García se podrá defender también, incluso dentro de su estatus. Sin embargo, nosotros esperamos que la diplomacia peruana actúe con prontitud y con corrección, e informe a sus pares de que aquí se ha escrupulosamente respetado los derechos del investigado, en este caso el señor García. Y que procure en la medida del máximo de exigencia posible de que se informe como corresponde al gobierno uruguayo.

— Es decir, usted esperaría una reacción inmediata ya del gobierno peruano.
​Bueno, eso es lo que nosotros esperamos del Poder Ejecutivo, y nosotros estamos por supuesto plenamente dispuestos a brindar toda la información que se nos requiera dentro de la cual será evidente de que no hay ninguna posibilidad de ningún tipo de especulación distinta al respeto de los derechos del investigado que ha sido escrupuloso en el caso del señor García. Y que, además, así lo ha reconocido su abogado en la audiencia. No ha manifestado absolutamente nada de lo que ahora se dice. Es más, creo que públicamente lo que ha dicho ahora es que es una decisión política, lo que quiere decir que no es una decisión ni legal ni técnica.

— Ajá, ha dicho que ha sido una decisión de la dirigencia del partido. Ahora, algo que también ha llamado la atención es que algunos voceros apristas están señalando de que había amenazas de muerte contra el ex presidente. ¿En algún momento ellos le manifestaron a la fiscalía…?
No, nosotros no hemos sido informados absolutamente de nada de ello. Son en todo caso declaraciones de carácter político, mediático, pero nosotros no tenemos ninguna información al respecto en absoluto.

— Ahora, no es la primera vez que el ex presidente solicita asilo. ¿Esto a qué reflexión lo lleva teniendo en cuenta que no es la primera vez, que ya ha habido anteriormente ocasión de que se le investigue, los delitos prescribieron en su momento? ¿A qué reflexión lo lleva a esta situación en la que se encuentra nuevamente el ex presidente?
Nos hace reflexionar respecto a la necesidad de medidas internas drásticas dentro de las posibilidades de aseguramiento de los investigados. En general. Este es un mensaje también para quienes suelen siempre tener una perspectiva de flexibilidad respecto a las organizaciones criminales y a quienes la integran. Específicamente con relación a la privación de la libertad. En el caso del señor García yo no voy a especular nada sobre sus antecedentes sino solamente concentrarnos en lo que es su situación jurídica actual, dentro de la cual el Ministerio Público ha respetado escrupulosamente todos los derechos del investigado y se ha ceñido estrictamente a las reglas del debido proceso. Si el señor toma es decisión, evidentemente tendrá que ser responsable de lo que es su conducta procesal dentro de las investigaciones que debería de haber afrontado. Como se comprometió y como lo dijo públicamente.

elcomercio.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 + nueve =