Caso Estefany: La lucha de un padre por hallar la verdad

Categoría: Destacado,Nacionales,Noticias |
Resultado de imagen para Eugenio Leopoldo Quiroz Campos
Eugenio Leopoldo Quiroz Campos  / El Comercio


Javier Torres es un hombre que no baja los brazos, ni se rinde. Vive con el dolor de haber perdido a una hija y jura que dedicará su vida a buscar justicia para ella.¿Cuando ocurrirá eso? “Cuando juzquen y condenen al asesino de mi hija Estefany Torres Miller (24)”.

Eugenio Quiroz

Con las pruebas reunidas, la Fiscalía logró hace unos días que el Juez de Investigación Preparatoria de Asia dicte ocho meses de prisión provisional para el criminal Eugenio Leopoldo Quiroz Campos (44), quien fue llevado al penal La Cantera, en Cañete.

“¿Se dará cuenta de que no la dejó vivir, crecer, disfrutar, compartir, soñar y muchas cosas más…? ¿Se dará cuenta de que destruyó a una familia?”, señala Javier Torres, mientras contempla una foto del asesino.

Necesitamos justicia

“Soy un padre que salió a la calle a buscar a una hija desaparecida, solo, con el objetivo de hallarla, y la encontré, no como hubiera querido, viva”, narra, afligido, el padre de Estefany, la joven madre que fue asesinada y sepultada en una vivienda del distrito de Asia. Y fue también Javier quien permitió a la Policía capturar al feminicida Eugenio Quiroz, un hombre que le doblaba en edad a Estefany, y que la acosaba y extorsionaba desde hacía dos años.

El mismo día del hallazgo, Javier se encontró cara a cara con el asesino de su hija.

none
Javier Torres, padre de Estefany / La República


“No hacía falta que la mataras. Dios te podrá perdonar, pero yo no”, le dijo. Quiroz Campos lo miró en silencio.

Abrumado, adelantó: “No puedo más con este dolor, pero soy un luchador y así como la busqué y la encontré, no voy a parar hasta que el asesino se quede en la cárcel. Tengo el corazón destrozado pero es más fuerte la necesidad de hallar justicia porque no debe haber más Estefanys”.

Una relación de 6 meses

Darwin Torres, hermano de Estefany, cuenta que en el 2016 ella tuvo una relación sentimental de seis meses con Eugenio Quiroz, a quien conoció en un club de playa donde él trabajaba como jardinero y ella en limpieza.

“Ese día salió de casa y dijo que se iba a trabajar, sin embargo a las 6.30 a.m. su celular fue desactivado”, recuerda.

Su familia pensó que estaba trabajando. Pero ella había revelado un secreto a su tía Marina: Quiroz la estaba chantajeando con hacer público en redes sociales un video íntimo y también hacerle daño a su hijo. Le exigía volver con él.

Una cámara de seguridad confirmaría luego que la joven ingresó a la casa de Eugenio Quiroz Campos.

Javier no se rindió

Con esa primera prueba, Javier Torres y su hijo Darwin se dirigieron a la casa del asesino. Allí lo encontraron, imperturbable y cínico.

“Nos permitió el ingreso a todas las habitaciones pero cuando entramos al jardín nos dijo: mi abogado dice que tienen que salir”, relata el hermano de Estefany.

En ese instante Javier Torres tomó una decisión crucial: Toda la noche se quedó vigilando la casa del asesino.Al día siguiente, Eugenio Quiroz salió a las 5.00 de la mañana a trabajar.

Javier vio la puerta abierta e ingresó al jardín donde había tierra removida. Excavó y halló el cadáver de su hija.

Resultado de imagen para Estefany Torres Miller
Jardín de Eugenio Quiroz / La República

Confesión del asesino

Abrumado por las pruebas, el asesino contó que Estefany fue a su casa para que él le prestara dinero y como ella deseaba una mayor cantidad lo habría insultado hasta desatar su furia.

“Le abrí la puerta y ella entró. ‘La plata al toque’, me dijo. Yo le dije ahí está. Y la agarré como para besarla y tener relaciones pero ella me hizo el pare, me dijo que primero quería la plata. Yo le dije que no tenía esa cantidad, solo 500 soles y ella me grito que no y comenzó a insultarme (…) Me mentó la madre, entonces me levanté, me fui a la cocina bien molesto. (…) Ella agarró y cogió su celular. Ella seguro pensaría que yo la iba a abrazar y la degollé”, contó.

Javier Torres niega que esa haya sido la razón por la que su hija, que dejó en la orfandad a un menor de 2 años, fue hasta el domicilio de su asesino. “Él tenía todo planificado para matarla. La llevó con engaños a su casa”, dijo afligido, luego de la audiencia.

Mensaje

– “Y cuando sean las 12:00 miraré al cielo. En silencio brindaré contigo mi ángel”, se lee en la última publicación de la cuenta de Facebook de Estefany Torres.

– “Ese hombre ya lo tenía todo planeado. Con engaños llevó a mi hermana hasta su casa. Queremos que se haga justicia. Ella no merecía morir así”, señala Darwin Torres

“Violencia no es por enfermedad mental”

Imagen relacionada
Marta Rondón

– La especialista en salud mental Marta Rondón señala que los alarmantes niveles de violencia que se registran en el país son sustentados por el machismo, el racismo, la discriminación y la desigualdad histórica. “La violencia no es producto de una enfermedad mental, sino de condicionantes sociales, económicas y culturales”.

– La consultora del Instituto Nacional Materno Perinatal comenta que los agresores sexuales no son enfermos mentales. “La violencia contra la mujer y los niños viene de la desigualdad de poderes. Una vez que empiezas a violentar a una mujer, a tratar de controlarla, la deshumanizas y dejas de percibirla como si fuera una persona. Su dolor ya no te importa, lo que te importa es prevalecer y que se haga lo que tú dices. Esto lleva eventualmente al feminicidio”.

Fuente: La República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− dos = 0