Australia propone reconocimiento facial para quienes vean pornografía en internet

El gobierno australiano propone una singular medida: utilizar un sistema de reconocimiento facial en desarrollo para verificar que las personas que busquen pornografía en internet se encuentran dentro de la edad legal para hacerlo, debido a que, actualmente, la ley australiana no prohíbe a los menores de edad ver contenido para adultos.

Es así que el gobierno federal está considerando la propuesta del ministro de Asuntos Internos Peter Dutton, que requeriría que las personas prueben su edad antes de poder acceder a cualquier tipo de material pornográfico.
De acuerdo con el proyecto, el rostro de un usuario que se encuentra navegando en su computadora se compararía con imágenes de sus documentos de identidad oficiales. Sin embargo, no se ha precisado de qué manera las personas enviarían una imagen facial antes de iniciar una sesión en un portal para adultos.

Cabe resaltar que esta iniciativa ha surgido luego de que varias ciudades estadounidenses debatan el uso de sistemas de reconocimiento facial en la vigilancia de los departamentos de policía. Un defensor de una propuesta similar es el legislador inglés Matt Warman, quien ha señalado en varias oportunidades la necesidad de implementar un sistema eficiente que controle el acceso de menores de edad a sitios pornográficos.

“Se puede acceder fácilmente al contenido para adultos en línea y es necesario hacer más para proteger a los niños de cualquier daño. Queremos ofrecer el enfoque más coherente posible. Seré directo: tomará un poco más de tiempo hacerlo a través de este mecanismo, pero avanzaremos lo más rápido que podamos y cumpliremos la agenda”, aseguró Warman.

¿INFRINGE LA LEY?

De inmediato, la propuesta ha recibido críticas pues se considera que infringe el derecho a la privacidad. “Pienso que las personas deberían estar muy preocupadas acerca de cualquier departamento gubernamental que busque almacenar este tipo de información”, apuntó el legislador del estado de Australia del Sur, Rex Patrick.

El Departamento de Asuntos Internos no ha respondido a los cuestionamientos que enfrenta la polémica propuesta. Además, la oficina del fiscal general se ha negado a responder sobre las críticas a esta medida.

Quienes apoyan esta propuesta aseguran que se trataría de una herramienta pública de seguridad, que si bien tendría que regularse no debería ser prohibida. Sin embargo, hasta el momento la propuesta australiana es puramente teórica. Para que entre en vigencia, el Parlamento tendría que aprobar una base de datos de identidad central que, además, el Departamento del Interior busca usar en un sistema nacional de comparación de rostros, con el que aseguran podrían identificar a criminales cuyos rostros son capturados en cámaras de vigilancia.

El Departamento de Asuntos Internos se ha limitado a asegurar que este servicio de verificación de rostro podría ayudar “al evitar que un menor de edad use la licencia de conducir de sus padres para eludir los controles de verificación de edad”.

rpp