BID: Se debe buscar nuevos motores del crecimiento mediante inversiones productivas

La pandemia por el covid-19 empujó al Perú y a toda la región a un proceso de desaceleración. No obstante, en el caso de nuestro país se supo capear el temporal debido a sus sólidos fundamentos macroeconómicos, que le permitieron diseñar un paquete de apoyo económico cercano al 20% del producto bruto interno (PBI).

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los impactos económicos y sociales de la pandemia serán de una magnitud considerable, pero la recuperación que muestra la economía peruana se registra de manera rápida, informó el Diario Oficial El Peruano.

El BIDeconomics Perú, utilizando las proyecciones oficiales, calcula que los niveles de ingreso per capita prepandemia se recuperarán en el 2023. El informe refiere que urge avanzar en una agenda de reformas estructurales que permitan retomar el camino del crecimiento sostenible en el plazo más corto.

Impulso

Desde la perspectiva del BID, una estrategia de este tipo debe priorizar la búsqueda de nuevos motores del crecimiento mediante inversiones productivas para el cierre de las brechas de infraestructura social y económica; propiciar aumentos de productividad con la formalización laboral y el crecimiento empresarial; mejorar las habilidades de la fuerza laboral en todo el ciclo de vida; y maximizar las oportunidades del comercio exterior para diversificar la canasta exportadora hacia productos con mayor complejidad.

De acuerdo con el estudio del BID, en el Perú, tres de cuatro trabajadores labora en la informalidad. Ello se asocia a bajos niveles de productividad y escasa protección ante riesgos de pérdida de empleo, enfermedad y pobreza en la vejez.
Este sector fue el más golpeado por el confinamiento y solo los estratos de mayores ingresos pudieron adaptarse mediante el trabajo remoto.

“Los impactos del covid-19 en el mercado laboral fueron desproporcionadamente más fuertes para las mujeres, por su mayor participación en sectores golpeados como comercio y servicios, así como por su propensión a trabajar en la informalidad, en microempresas, y en jornadas a tiempo parcial”, refiere el BIDeconomics Perú.