Cabezazo de Zidane a Materazzi es inmortalizado en una escultura

Esta estatua de bronce tiene más de cinco metro de alto.

El recordado cabezazo del astro del fútbol francés Zinedine Zidane al defensor italiano Marco Materazzi en la final del Mundial de fútbol de 2006 inspiró una escultura gigante del artista Adel Abdessemed, instalada temporalmente frente al museo de arte moderno Centre Pompidou de París.

El título de la misma es “Cabezazo” (2012) y es una estatua de bronce de más de cinco metros de alto y varias toneladas, que fue colocada en la plaza de Beaubourg, frente al museo, en el marco de una exposición de Abdessemed, que se abre al público el 3 de octubre.

Numerosos turistas aprovecharon la ocasión para fotografiarse con la escultura, muy realista. El Centre Pompidou presenta hasta el 7 de enero la primera gran exposición dedicada al artista argelino Adel Abdessemed, que lleva por título «Soy inocente».

Cabe recordar que en los últimos minutos de la final del Mundial-2006, en el Olympiastadion de Berlín, Zidane dio un cabezazo en el pecho a Materazzi, quien le provocó verbalmente: fue expulsado por ello, en el día en el que se retiraba del fútbol. Italia fue campeona del mundo al vencer a Francia en la tanda de penales. (RPP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.