Campo de Marte será sede del Museo de la Memoria, informa Mario Vargas Llosa

Escritor Mario Vargas Llosa desea que el museo de la memoria estimule la reflexión
Escritor Mario Vargas Llosa desea que el museo de la memoria estimule la reflexión

El Museo de la Memoria, que se construirá en honor a las víctimas de la violencia en la época del terrorismo, tendrá su sede en el Campo de Marte, en el distrito de Jesús María, manifestó al diario español El País, el escritor Mario Vargas Llosa.

Vargas Llosa, presidente de la Comisión de Alto Nivel que se encarga de gestionar y ejecutar este proyecto espera que la construcción esté terminada el 2011, asegurando que este trabajo debe reflejar los actos de violencia que se cometieron en la época del terrorismo por todas las partes involucradas.

“Aparte de los crímenes de Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru [MRTA], también la lucha contrarrevolucionaria produjo hechos atroces, tal y como quedó demostrado por la Comisión de Reconciliación y Verdad (CVR)”, señaló el escritor al diario español.

“El museo tiene que reflejar los horrores que se cometieron de un lado y del otro (…) Todos en la comisión tenemos claro que el museo no puede en ningún caso servir de propaganda política para nadie, porque entonces se desnaturalizaría. La moral es más importante que la política”, afirmó.

El escritor peruano además tomó como referencia “el museo judío en Berlín, el de Hiroshima” y resaltó el de Kigali, en Ruanda, que según dijo su sobriedad que llama a la reflexión, lo “conmovió profundamente”.

La comisión que Vargas Llosa preside está conformada por monseñor Luis Bambarén; Enrique Bernales Ballesteros, Frederick Cooper Llosa, Fernando de Szyszlo Valdelomar, Salomón Lerner Febres y el antropólogo Juan Ossio Acuña, por lo que el escritor aseguro que en la comisión hay diversos puntos de vista pero que tiene prioridad el trabajo ético que realizan en conjunto. “En la comisión hay distintas posiciones políticas, pero todos estamos de acuerdo en que es un proyecto ético”, aseveró.

El novelista manifestó que aspira a que la construcción “sea un museo vivo que promueva el debate y la reflexión entre los peruanos. La política en la pura actualidad se vuelve frívola y superficial”.

“Para Perú me gustaría un recinto sobrio y aleccionador de adónde nos conduce esa locura de creer que pegando tiros, poniendo bombas y matando gente se resuelven los problemas sociales”, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.