Cerca de la mitad de los cigarrillos que consumen los peruanos son de contrabando

El 74% de los cigarrillos que se consumen en el sur del país son de contrabando, mientras que en Lima Metropolitana el 35%, en el norte el 23% y en el centro oriente del 43%, lo que hace que la cifra a nivel nacional sea del 40%.

Así lo señala la investigación, que llevó a cabo entre febrero y marzo de este año Kantar World Panel, empresa líder mundial de datos, insights y consultoría, sobre una base de más de cuatro mil personas, también refiere que el consumo de estos productos ilícitos o falsificados se da en los distintos niveles socioeconómicos.

Por ejemplo, en el nivel E, más de la mitad (57%) de los cigarrillos consumidos son ilegales, y en los niveles A/B se estima que el 32%.

Lea también:[Proeza médica: neurocirujanos de EsSalud Junín corrigieron malformación en recién nacido]

Asimismo, el estudio resalta que las marcas Golden Beach y Hamilton ocupan el tercer y cuarto lugar de las marcas más comercializadas en el país y que, entre ambas, ocupan el 27% del mercado. Cabe señalar que estos productos de origen ilegal ingresan al país a través de la frontera con Bolivia burlando los controles policiales y de Aduanas.

Por otro lado, se sabe que el 80% de los cigarrillos de contrabando que se comercializan en el país son de procedencia paraguaya, de acuerdo con cifras proporcionadas por la Policía, Aduanas y las diferentes municipalidades a nivel nacional, que efectúan una serie de incautaciones en carreteras, mercados, bodegas y demás comercios.

Al respecto, Diego Carbone, gerente general de BAT( British American Tobacco Peru)Perú, manifestó que el contrabando está afectando a la industria y que pese a que las autoridades cada año incautan entre 80 y 100 millones de cigarrillos ilegales, el comercio ilícito continúa creciendo.

“Por nuestro lado realizamos acciones de información a los consumidores en los puntos de venta para que aprendan a distinguir los productos de contrabando”, expresó.

Asimismo el representante de BAT Perú indicó que se ha compartido con las diferentes instancias del Gobierno la evidencia de la presencia de comercio ilícito en el mercado, a fin de que se adopten medidas que reduzcan los incentivos económicos del comercio ilícito de cigarrillos en el contexto de una política de lucha contra el contrabando.