China regala a El Salvador un estadio y una biblioteca tras su ruptura con Taiwán

China acordó regalar un nuevo estadio nacional y una biblioteca a El Salvador tras la ruptura del país centroamericano con Taiwán y establecer lazos diplomáticos con Pekín.

El presidente chino, Xi Jinping, se reunió con su homólogo salvadoreño Nayib Bukele el martes durante la primera visita que realiza el mandatario centroamericano a Pekín desde que asumió el cargo. “El presidente Xi Jinping acaba de otorgar a El Salvador una gigantesca cooperación no reembolsable, gestionada enteramente por nuestro gobierno”, anunció Bukele en un tuit, en el que señala la construcción de un estadio nacional “nuevo, moderno y de gran capacidad”.

Los dos países emitieron un comunicado conjunto en el que señalan que Pekín también pagará la construcción de dos proyectos de suministro de agua, así como la “restauración y ampliación” del muelle del puerto de La Libertad en la costa salvadoreña, para convertirlo en atractivo turístico internacional. Funcionarios de ambos gobiernos firmaron acuerdos de cooperación económica y un plan para promover el turismo chino a El Salvador.

“¿Qué parte de no reembolsable no entendieron?”
China ha incrementado considerablemente sus inversiones en infraestructura en los últimos años en los países en desarrollo, haciendo temer que los generosos créditos les hagan caer en la trampa de la deuda como ya ha sido el caso de algunos, incapaces de honrar sus compromisos, dejando en manos de Pekín infraestructuras estratégicas.

Aunque Washington reconoce a Pekín, el gobierno estadounidense dijo el año pasado que estaba “profundamente decepcionado” con la ruptura de lazos diplomáticos entre el El Salvador y Taipei.
Bukele también anunció en una serie de tuits el miércoles que “algunos opositores” han tratado de “atacar la gigantesca cooperación que hemos conseguido con China, alegando que es una trampa de deuda”. “¿Qué parte de ‘no reembolsable’ no entendieron? No es un préstamo, sino donación. Y todas las construcciones serán propiedad de El Salvador”, aseguró el presidente salvadoreño.

Guerra diplomática
El Salvador restableció relaciones diplomáticas con Pekín en agosto de 2018, convirtiéndose en el tercer país en abandonar Taiwán ese año, tras la República Dominicana y Burkina Faso. En septiembre de este año, la minúscula isla de Kiribati también reconoció a Pekín justo cuatro días después de las Islas Solomon, dejando a Taiwán con solo 15 países en su círculo diplomático.

China y Taiwán cuentan con gobiernos separados desde el fin de la guerra civil en el continente en 1949, pero Pekín considera a la isla como parte de su territorio. Taiwán y China han librado una guerra diplomática durante años para mantener los favores de los países en desarrollo, con ayudas económicas y otro tipo de ayudas para conseguir el reconocimiento diplomático.

Aunque Washington reconoce a Pekín, el gobierno estadounidense dijo el año pasado que estaba “profundamente decepcionado” con la ruptura de lazos diplomáticos entre el El Salvador y Taipei. (AFP)