Cifra de fallecidos en el Perú se dispara

El periódico norteamericano The New York Times le dedicó un extenso reportaje a la realidad que viven los países de América Latina en relación a las altas tasas de mortalidad por coronavirus. Y en lo que se refiere al Perú, su diagnóstico pinta un panorama mucho más crudo que el que diariamente ofrece la Sala Situacional del Ministerio de Salud sobre el avance de la enfermedad en nuestro país.

Informe. El 12 de mayo, el medio norteamericano publicó un informe titulado “Los brotes en América Latina ahora compiten con los de Europa. Las perspectivas son peores”. El trabajo da cuenta de las ciudades latinoamericanas con altas tasas de mortalidad, y las compara con países que atravesaron la peor fase de la pandemia registrando el pico más elevado de letalidad.

Para su análisis, The New York Times compara el número total de personas que han muertos en los últimos meses con el promedio de cada lugar en los últimos años.

La capital del Perú es la primera ciudad citada y comparada en la introducción del reportaje.

“Las muertes se duplicaron en Lima y rivalizan con el peor mes de la pandemia en París. Se triplicaron en Manaos, una metrópoli escondida en lo profundo de la Amazonía brasileña, un embate similar al que enfrentaron Londres y Madrid”, se describe en el informe.

Explica que en general, Lima tuvo 6200 muertes en abril, o más del doble de su promedio histórico para ese período de tiempo, “igualando a grandes rasgos la mortalidad de París en su peor mes de pandemia”.

“Los totales incluyen muertes por la COVID-19, así como por otras causas, incluidas las personas que no pudieron ser atendidas cuando los hospitales se saturaron de pacientes”, precisa.

Destaca que si bien ninguna medida gubernamental es perfecta, los demógrafos sostienen que el aumento de las muertes por diferentes causas ofrece una imagen más completa y comparable del número de víctimas de la pandemia del COVID-19.

Crítica. En el caso de Perú, el diario resalta que las carreteras se llenaron con la mayor ola de migración interna cuando muchas personas huyeron del campo al perder sus empleos, así como los miles de refugiados venezolanos que se han visto obligados a caminar de regreso a su país.

“Perú respondió rápidamente con un confinamiento estricto, pero las muertes se dispararon”, señala.

Si bien destacan que el presidente Martín Vizcarra fue uno de los primeros en ordenar cuarentena, enviar a policías y militares a las calles, así como implementar el paquete de ayuda económica más completa de la región, la población pasó de tener tranquilidad a resignación.

Además, no pasa por alto el aumento de muertos que la semana pasada obligó a un hospital a apilar cuerpos en el exterior y otros que tuvieron que atender a sus pacientes en los exteriores porque no tenían camas suficientes.

“En la región amazónica de Loreto, los médicos dijeron que los pacientes de la COVID-19 estaban muriendo a razón de uno por hora debido a la severa escasez de tanques de oxígeno”, destaca el medio.

Diferencias. Pese a que en Europa y Estados Unidos los eventos fueron monitoreadas de cerca, y se desarrollaron bajo un gran escrutinio mediático, el medio norteamericano resalta que gran parte del dolor de América Latina se despliega lejos de la vista, con gobiernos que no pueden -o quieren- ofrecer una cuenta íntegra de las muertes.

Precisamente, el portal periodístico Ojo Público reveló que la cifra de fallecidos en Loreto por coronavirus es nueve veces mayor a la ofrecida por el Minsa.

De acuerdo a las cifras oficiales del Gobierno, hasta el 13 de mayo se han producido 92 decesos por el virus, sin embargo, la información otorgada por un funcionario del Hospital Regional concluye que 801 han fallecido en hospitales y en sus casas por la enfermedad.

Luis Espinoza, médico del Hospital Regional de Loreto, es el autor del registro que incluye a tres grupos: pacientes fallecidos en el nosocomio, los muertos en sus casas con síntomas claros de la enfermedad (independientemente de que se haya realizado o no una prueba de diagnóstico) y los muertos en EsSalud u otros establecimientos.

La recopilación y análisis de cifras se hizo comparando las historias clínicas, certificados de defunción, registro de funerarias y del recojo de muertes en los domicilios.

El infectólogo señala que incluso las cifras que ofrece tienen limitaciones, pues no tiene información de las zonas más alejadas.

A esto hay que añadirle la ausencia de datos desagregados que incluyan la variable étnica.

Según el portal, hasta ahora se han reportado a 34 indígenas contagiados en sus comunidades (en Loreto son 18), y 6 fallecidos con síntomas de la enfermedad a los que no se les realizaron pruebas.

Cabe precisar que Loreto es la región en donde han fallecido 11 médicos, dos enfermeras y un técnico por COVID-19, y que tiene además el mayor número de personal de salud infectado por el virus.

Balance. De acuerdo a las últimas cifras ofrecidas por el Gobierno en Perú, la cifra de infectados subió a 80,604. Del total, 6941 se encuentran hospitalizados y, de esta cantidad, 842 se encuentran en la unidad de cuidados intensivos (UCI) conectados a un ventilador mecánico.

El miércoles, el jefe de Estado anunció que nuestro país llegó al pico más alto de contagios y que en el corto plazo se observará un descenso en la curva.

Sin embargo, los infectados subieron ayer en 4298, cifra elevada en comparación a las reportadas en los últimos días. En tanto, el número de fallecidos sigue en aumento, elevándose a 2267. De ellos, 1632 (71.99%) son varones y 635 (28.01%) son mujeres. De acuerdo a la distribución por edad, 1516 de los fallecidos son adultos mayores, 718 adultos, 21 jóvenes, 8 niños y 4 adolescentes.

Estimación
Perú tendría 6000 fallecidos el 4 de agosto. De acuerdo a una proyección del Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, Perú llegaría a los 6000 muertos por coronavirus para el 4 de agosto, específicamente a 6428 decesos. Esto basándose en la movilidad (medida con aplicaciones de celular), variación de la temperatura, pruebas diagnósticas per capita y densidad poblacional.

diariocorreo.pe

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies