Cruce de acusaciones por la defensa jurídica del Estado


Las diferencias de Marisol Pérez Tello con Julia Príncipe y Katherine Ampuero continuaron ayer luego de que el miércoles en la noche se conociera la salida de las abogadas de sus cargos como presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado (CDJE) y procuradora ad hoc del Caso Lava Jato, respectivamente.

Pérez Tello declaró ayer que la salida de Ampuero se debió a que no cumplió con lo que se le ordenó desde el Estado: que Odebrecht pudiera vender el proyecto Olmos, en Lambayeque, para asegurar el pago de una reparación civil para el Estado.

Recordó que también se le pidió que fijara un monto de reparación civil para negociar con la empresa, algo que, precisó, tampoco hizo. Por ello, acotó, se le perdió la confianza a Ampuero.

“No hay indispensables, yo tampoco lo soy. Acá de lo que se trata es que las decisiones políticas se cumplen. Las decisiones que se plasman en una norma y que son una política de Estado se cumplen, punto. Acá no hay injerencia, la autonomía de las procuradurías se garantiza”, alegó la ministra.

Sobre Príncipe, recalcó que la decisión de despedirla se debió a las diferencias que tuvo con la abogada por la continuidad de Ampuero.

“Le dije a Julia Príncipe con claridad el jueves de la semana pasada que acá hay dos posibilidades: o la sacas tú o la saco yo [a Ampuero], evalúalo, pero no se puede quedar porque no confiamos en ella”, indicó.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski respaldó la posición de Pérez Tello. Desde La Libertad, donde tuvo actividades, aseveró que la “ministra ha actuado bien”.

—La conferencia—
Julia Príncipe y Katherine Ampuero realizaron una conferencia luego de que la ministra Pérez Tello declarara.
La ex procuradora afirmó que la destitución de Ampuero fue un pedido del presidente Kuczynski y del primer ministro Fernando Zavala.

Príncipe, quien ayer en la mañana, además, presentó su carta de renuncia al cargo de asesora del Minjus, no solo tildó de “mentirosa” a Pérez Tello por decir que había renunciado, sino que dijo que la situación demostraba “una clara injerencia del Poder Ejecutivo”.

Desde la sede del CDJE, en Miraflores, la abogada afirmó que la incomodidad del Ejecutivo con su despacho se inició en marzo último, cuando se denunció al ex ministro Martín Vizcarra por el Caso Chinchero y se pidió investigar a Kuczynski.

Príncipe agregó que las diferencias se agravaron tras el pedido de inhibición que solicitó la procuraduría del Caso Lava Jato para evitar que Odebrecht venda sus activos del proyecto Olmos.

“El 13 de julio fui convocada por la ministra [Marisol Pérez Tello] y, a manera de ultimátum, me pide que en el día destituya a la procuradora Ampuero, que era un pedido del presidente y del primer ministro Fernando Zavala”, dijo.

Príncipe agregó que la excusa del Gobierno y de Pérez Tello fue la mala aplicación del Decreto de Urgencia 003-2017, pues el Ejecutivo consideraba que Odebrecht debía seguir teniendo los activos del proyecto Olmos.

Por su parte, Ampuero indicó que la decisión del Ejecutivo respondería a un acuerdo para que Odebrecht venda sus activos y pague, en primera instancia, sus deudas a los bancos y no la reparación civil al Estado.

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, utilizó su cuenta de Twitter para pronunciarse sobre la salida de Príncipe y Ampuero.
En uno de los mensajes que publicó, Keiko Fujimori sugirió al presidente que evalúe reponerlas en sus cargos.

Las congresistas fujimoristas Lourdes Alcorta y Cecilia Chacón, por su parte, adelantaron que pedirán la presencia de Pérez Tello en el Parlamento.

El ex presidente Alan García también cuestionó la salida de Ampuero desde su cuenta de Twitter.

En la fiscalía han evitado pronunciarse. Sin embargo, fuentes de este sector recordaron que la posición de la procuradora Katherine Ampuero fue de enfrentamiento con el Ministerio Público.

elcomercio.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.