Digemid advierte que comprar Sibutramina podría costar la vida a personas que quieren bajar de peso


A pesar de haber sido retirada del mercado, sujetos y organizaciones inescrupulosas continúan vendiendo Sibutramina a personas que desean bajar de peso y que son contactadas a través de internet. Los compradores y consumidores no toman en cuenta los peligros a los que se exponen, pues dicho producto no solo puede ser perjudicial para su salud, sino que también podría ocasionar la muerte, advirtió la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), del Ministerio de Salud.

“El 19 de marzo del 2010 la comercialización de todos los productos que contengan Sibutramina quedó prohibida en el Perú, disposición emitida oficialmente a través de la Alerta Nº 09-2010, debido a que su uso podría provocar, paros cardiacos, derrames cerebrales e incluso la muerte”, informó la directora ejecutiva de Control y Vigilancia Sanitaria de la Digemid, Vicky Flores.

Por tal razón, Flores recomendó a la población no adquirir productos que contengan el principio activo Sibutramina pues no solo se trata de un producto cuya comercialización está prohibida, sino que puede poner en riesgo la salud y la vida de quienes los consumen.

“A raíz de la alerta de la Digemid que prohibió su comercialización, una serie de personas inescrupulosas optaron por ofrecer dicho producto por medio de la internet, principalmente a través de páginas webs de anuncios gratuitos y, tras concertar una cita telefónicamente, concretan un encuentro para la transacción en algún lugar público, como parques o centros comerciales”, explicó.

Recomendaciones
Tras recordar que la Sibutramina también ha sido retirada en prácticamente todo el mundo, Flores recomendó a la población no comprar medicamentos a través de internet o en forma ambulatoria sino en farmacias y boticas registradas o autorizadas y, al momento de hacerlo, verificar que cuente con registro sanitario, fecha de vencimiento vigente y un adecuado estado de conservación.

Detenida in fraganti
Flores se expresó así luego que la Policía Nacional detuvo a Carmen Fidencia Álvarez Soria (25), quien fue intervenida cuando vendía 60 pastillas de Sibutramina a una joven en las inmediaciones del Centro Comercial Plaza San Miguel, por un monto total de 150 nuevos soles.

Durante la intervención a la joven mujer por parte efectivos de la División de Investigación de Delitos contra la Seguridad del Estado (salud pública) de la Policía Nacional, al mando del comandante PNP Marco Antonio Ruiz Zumaeta, el cómplice y propietario de las pastillas, Iván Junior Peso Pariasca (31) se dio a la fuga en un automóvil de su propiedad

Tras la intervención, el fiscal José Quiroz Silva, de la 3ra. Fiscalía de Prevención del Delito de Lima, dispuso el registro de la habitación que la joven alquilaba en una vivienda ubicada en la Av. Bailetti 222, Urb. Jacaranda II, en San Borja.

Allí se encontró insertos (folletos con información que vienen dentro de las cajas de medicamentos) de Sibutramina, un cuaderno en el que la detenida apuntaba las fechas y lugares de entrega del producto y los montos que cobró, así como un DNI de su cómplice quien, de acuerdo a las investigaciones iniciales, viajaba periódicamente a Puno para comprar Sibutramina de origen boliviano en su versión genérica.

Frente a las evidencias y pese a que inicialmente negó estar comprometida en los hechos afirmando desconocer a su proveedor, cómplice y proveedor, tuvo que admitir sus responsabilidades. Ante ello, fue puesta a disposición de la Fiscalía de Turno que luego la derivó al Juzgado de Turno Permanente.

Dato
Mayor información sobre los peligros de la Sibutramina se puede encontrar en la Alerta Digemid N° 35-2011, en el siguiente enlace:
http://www.digemid.minsa.gob.pe/Upload/Uploaded/PDF/ALERTA_35-11_FRUTA_PLANTA_SIBUTRAMINA.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.