EDITORIAL: El Presidente Vizcarra Fracasó en la Lucha Contra el COVID-19 En la Conducción de la Economía

La consecución de los objetivos, o alcanzar la finalidad de una decisión, son el examen incontrastable de la ejecución de las acciones. Y ellas se miden en cifras, más allá de las mentiras sobre éxitos inexistentes o ucronías de papel.

Y las cifras son lapidatorias para la gestión del Presidente Vizcarra. Ellas demuestran que fracasó rotundamente en enfrentar la pandemia y en el manejo de la economía. Tarea asignada a una aprendiz, puesta en el cargo por ser hija de un amigo.

Veamos
El Banco Mundial dijo el 8 de junio pasado, que el PBI del Perú caerá 12% en el 2020, solo detrás de Belice que caerá 13.5%. Nadie, ni los cófrades de Vizcarra, podrán negar que todos los países de América Latina tuvieron que enfrentar la pandemia, la que originó una crisis multinacional. Ella, entendieron los demás que estaba íntimamente ligada a la economía, y por tanto, no podían enfrentarla por cuerdas separadas como sucedió en nuestro país.

Colombia caerá 8.5%, Argentina 6.0%, Chile 6.8%, Ecuador 7.6%, México 8.7%, Brasil 10%, Bolivia 8.9%. Y eso que México y Brasil, no confinaron a sus ciudadanos como lo hizo el Perú, por el plazo más abusivo de la Región. Más allá de palabras melifluas, tratando de tapar el Sol con un dedo, esta única cifra (la más importante) demuestra cuán incompetente fue el Gobierno.

Ha dilapidado
Para tratar de evitar este fracaso, el Gobierno ha dilapidado gran parte del “Fondo de Contingencia” que se creó el 2016 con la finalidad de enfrentar desastres y emitió Bonos Soberanos (nos endeudamos) por un monto total de tres mil millones de dólares (mil millones con vencimiento el 2026 y 2,000 mil millones con vencimiento el 2031). Tal transacción se realizó en el Estudio Echecopar el 23 de abril. ¿Cómo eligieron este Estudio? ¿Sirvió para algo?

“Reactiva Perú”
Igualmente el Gobierno puso en marcha el Programa “Reactiva Perú”, creado mediante DL 1455 el 29 de mayo con un monto de 30,000 millones de soles y ampliado luego, a 60,000 millones con la finalidad de constituirse como garantía para que las empresas (de toda magnitud) puedan acceder a créditos que les den liquidez y garanticen la cadena de pagos.

Esto no funcionó
Pues desconoce lo elemental: El 98% de empresas en el país son MYPES y de ellas el 70% son informales y no son sujetas de crédito. Y lo segundo: La Corrupción.

El 71% de estos fondos fueron a parar a las manos de grupos económicos como “El Comercio”, grupo que por dádivas del Gobierno se ha constituido en la caja de resonancia del Presidente Vizcarra. Quien lo salvó de la quiebra. Asimismo, el 16 de junio, la Procuradora Silvana Carrión envió un oficio al MEF, para que señale qué empresas fueron beneficiadas con estos créditos. El Estudio del abogado Horacio Cánepa, investigado por corrupción fue uno de los beneficiados. Así las cosas, este Gobierno, ni esto pudo hacer bien. ¿O fue adrede para beneficiar a grupos de poder? Ojalá la Procuraduría consiga que el MEF le remita la relación que pide.

Ahora veamos la pandemia
El día 10 de junio la Universidad Johns Hopkins, publicó un ranking de infectados por el Coronavirus y el número de muertos. En cuanto a los primeros, ocupamos el octavo lugar del mundo con más de 200 mil infectados, superando a Ecuador y China; y el puesto número 14 en decesos. ¿Necesitamos más cifras para saber que este Gobierno fracasó clamorosamente en la lucha contra la pandemia? Nadie duda que nuestro país iba a ser víctima de esta enfermedad.

Encuestas truchas
De lo que dudamos con fundadas razones, es que las medidas adoptadas por el Gobierno hayan sido aunque sea medianamente acertadas. Presuponemos que el Presidente Vizcarra se fijó como objetivo cifras menores. Es obvio ¿Lo consiguió? No. Y eso, en cualquier parte del mundo es un fracaso. En el Perú no. Porque el Presidente tiene una prensa prostituida por las razones que hemos mencionado; y porque las encuestadoras, por dinero, se encargan de hacerlo sobresalir en la aceptación ciudadana. En época de crisis haciendo encuestas de simpatía. Que tal desvergüenza. Y encima, encuestas truchas.

Nueva casta
Como suele ocurrir en gobiernos concupiscentes, después de las crisis, los mayores estragos los sufren siempre los más pobres. A quienes el desempleo los convierte en geniales desobedientes del enclaustramiento. Pero igualmente, los vivos se hacen más vivos, aprovechando el afán reactivador del Estado. Y una nueva casta de ricos se forja de la mano con la corrupción. A río revuelto, ganancia de pescadores, le dicen.

Llegamos al final
Los resultados en ambos esfuerzos fue un inobjetable fracaso. Vizcarra no los puede desmentir. Fueron hechos en el extranjero por la prensa que no está bajo su control.

Esa es la consecuencia de querer aprovecharse de la pandemia, para pretender convertirse en el Mesías de un país que cada día cuenta más muertos, privado de su libertad y sin tener la esperanza de que esto cambie. El fracaso no se comparte. Hay un solo responsable, y este, deberá comparecer tarde o temprano ante la justicia. Esa es nuestra opinión