“El rey león”: Jon Favreau habla sobre su versión del clásico de Disney

A diario, Jon Favreau sentía miedo. Las dudas sobre si había tomado la decisión correcta atormentaban su mente. ¿Por qué, de todas las opciones que le había dado Disney, había optado por hacer una nueva versión de “El rey león”? Entonces, la elección parecía tener sentido: el éxito de “El libro de la selva” (2016) le daba confianza. Todo lo que había aprendido al realizar la cinta, sumado a las innovaciones tecnológicas y el grupo de gente con la que había trabajado, podría ser aplicado al nuevo reto y seguramente le iría bien, pero no podía evitar titubear.

“[El proceso] fue muy difícil porque te quieres asegurar de que no vayas a decepcionar a ninguna de las tantas personas que gustan del filme original –confiesa Favreau–. Como un héroe de película, dudas de ti mismo, así que solo queda presionarte para seguir adelante y confiar en las personas con las que trabajas y, juntos, esperar a que puedan lograr algo que valga la pena”.

“El rey león”
Guiño de “Los Simpson”: Lisa conversa con los fallecidos Encías Sangrante, Mufasa y Darth Vader; James Earl Jones se cuela en la escena.

Sin mayores contratiempos que la lucha contra él mismo, Favreau sacó adelante “El rey león”, una versión ad hoc a los tiempos actuales que se estrenará el jueves 18. Es un error, sin embargo, catalogar esta cinta de ‘live action’. Lo ha dicho el mismo director: para que lo sea debería incluir algún elemento real, algo que nunca sucede. Todo –los animales, las actuaciones y el juego de cámaras– fue construido por computadora. Sería más exacto llamarla animada, pero aun así podría causar malentendidos en tanto Disney ya se ha hecho conocido por manejar cierta estética en sus cintas más recientes.

—Locos por las adaptaciones—
Para Favreau, no debería sorprender que Disney haga nuevas versiones de sus filmes clásicos. “No he hablado con los directivos al respecto, pero sé que el cine siempre da oportunidades para explorar viejas cintas con la nueva tecnología disponible –anota–. Esto pasó siempre: cuando el cine dejó de ser mudo y llegó el sonido, cuando se pasó del blanco y negro al color. Hay historias que han vuelto a ser contadas, incluso, por sus mismos directores. En todo caso, creo que buscar historias para volverlas a contar es parte de la tradición”.

elcomercio.pe