¡En Defensa de la Vida Humana y los Derechos Fundamentales!

Por: Dra. Carmela De Orbegoso
Magister en Derecho Penal
Doctora en Derecho

En estos tiempos de crisis actuales hoy más que nunca, nos obliga la coyuntura a tratar sobre un aspecto fundamental de responsabilidades en el manejo de las políticas públicas, y el desequilibrio sanitario deficiente de la seguridad social, en la sociedad peruana que se ve amenazada, atacada y vulnerada por la Pandemia del Coronavirus cada día.

En la búsqueda de la tranquilidad como sociedad habría que preguntarnos en materia de Derecho Penal: ¿Nos encontraríamos ante un Delito de Omisión? ¿Ante un Delito de Exposición de Personas al Peligro o acaso estaríamos ante un Delito de Lesa Humanidad?, ante los miles de seres humanos infectados desatendidos y abandonados ante la deficiencia de los sistemas de salud hospitalarios, y la falta de los tan ansiados hospitales, existiendo los recursos para llevarse a cabo estas obras.

Problemática actual
Siendo un tema de problemática actual y de responsabilidad histórica en la Ciencia del Derecho, la Omisión en el Derecho Penal, es una conducta que consiste en la abstención de una actuación que, constituye un deber legal y que cumpliéndose los requisitos legales la omisión puede constituir un delito.

Así como la Acción es un obrar positivo, la Omisión en cambio, es un abstenerse. El corolario del Delito de Omisión suele consistir en el mantenimiento de un estado de situaciones, siendo la norma violada una norma preceptiva que ordena un actuar o un hacer positivo. En el fondo de trata de la omisión de auxilio u omisión del deber de socorro.

Peligro grave
Es abstenerse a prestar ayuda a quien se encuentra en una situación de peligro grave y manifiesto, como lo es la Pandemia del Coronavirus en el Perú. Y la doctrina subraya que la omisión se refiere a deberes legales de actuar y son además delitos imprudentes que la inacción o abstención producen por falta de diligencia debida y además se convierte en Omisión Impropia cuando está conducta omitida produce un cambio en el mundo exterior, esto es, produce una mutación de la realidad objetiva.

Penal comisivo
En este tipo penal comisivo se quebranta una ley prohibitiva mediante la infracción de una ley preceptiva. Razón por ello, es oportuno y acertado lo dicho por el gran maestro alemán Claus Roxin, en cuanto a que la tarea del Derecho Penal se sitúa en la libertad y la seguridad social del individuo, así como las condiciones de existencia de la Sociedad, hechos que en el Perú no se estarían produciendo.

Aristóteles
En su obra magna La Política señala: “La virtud social es la justicia y todas las demás vienen necesariamente después de ella y como sus consecuencias”. Santo Tomás de Aquino, ya en la Edad Media y siguiendo a Aristóteles, nos dice: ” Una justicia distributiva que regula la relación entre la colectividad y sus miembros, una justicia conmutativa entre los miembros entre sí y una justicia legal o general que establece el marco global de las relaciones de los miembros con la colectividad”.

Garantías procesales
De todo lo dicho anteriormente, se desprende que el Derecho Penal tiene como función esencial la protección de bienes jurídicos no solo de manera individual, sino también de la sociedad en su conjunto, lo cual implica que toda persona deba ser sancionada, previo un proceso justo y con el respeto de las garantías procesales de acuerdo a sus hechos.

Claus Roxin
En los estudios de Derecho Penal, en su Parte General, verificamos que la Teoría del Delito se encuentra integrada por los siguientes elementos o categorías: la Acción, la Tipicidad, la Antijuridicidad y la Culpabilidad. En esta última, denominada también Responsabilidad por el maestro Claus Roxin, de quién tuve el alto honor de ser su alumna de Posgrado en la Universidad de Salamanca, España, está referida a la capacidad de culpabilidad, es decir, la Reprochabilidad del Autor por haber cometido su accionar delictivo y más aún contra la Sociedad que lo convierte en un delito contra los Derechos Humanos.

Ciencias conexas
La Ciencia Penal ha evolucionado notablemente en el estudio de las ciencias conexas, quedando relegada la teoría penal clásica y siendo que la penalidad es la fuerza coercitiva de la ley, se tiene que adecuar a los tiempos actuales en el Siglo XXI. Sólo así, la penalidad será la respuesta de acuerdo al espacio y tiempo histórico que hoy vivimos y esta tesis proclama la defensa de la vida humana y el orden social.

Lamentablemente la Pandemia del Coronavirus es una realidad que aumenta día a día en el Perú y que continuará hasta que se descubra su vacuna. Y lo más probable además, es que tendríamos un rebrote muy fuerte del virus ad portas con el levantamiento de las cuarentenas que se van a producir y es cuando más necesitaremos de nuevos Hospitales y atención de Unidades de Cuidados Intensivos para atender a una sociedad necesitada y expuesta por seguir trabajando para ganarse el diario vivir y poder llevar un plato de comida para sus familias.

¡Por sus Obras los conoceréis!
Como reza el dicho y nos preguntamos cómo juristas y como sociedad: ¿Dónde está el honor al raciocinio político que la historia juzgará, pero sobre todo el respeto a la Constitución y a la Ley en la protección a los derechos fundamentales, en la defensa de la vida y la salud de nuestro pueblo peruano? Toda crítica es constructiva y necesitamos respuestas, necesitamos responsabilidades claras que respondan por los ciudadanos del Perú en estos tiempos de pandemia.

Las leyes son de aplicación previsora y se anticipan a la comisión de los hechos que se tipifican como delitos. Las leyes anteceden y sirven para prever situaciones que se podrían evitar.

¡Mañana es tarde .. mañana podríamos estar muertos!