Escocia pedirá a Reino Unido un referéndum de independencia tras las elecciones generales

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, dijo que pedirá formalmente al Gobierno británico las competencias necesarias para organizar un segundo referéndum de independencia después de las elecciones generales del próximo 12 de diciembre.

“Si los escoceses demuestran el deseo, como creo que lo harán en estas elecciones, de un referéndum de independencia, entonces no creo que la oposición de Westminster, en forma de principio o respecto al calendario, resulte sostenible”, dijo Sturgeon en un acto preelectoral celebrado en Edimburgo.

La líder nacionalista escocesa señaló además que cree que si es el Partido Laborista el que gana los comicios, no se opondrá a que su Ejecutivo pueda convocar la consulta.

De este modo, precisó, enviará una carta “antes de Navidad” al próximo primer ministro para solicitarle formalmente los poderes recogidos en la llamada “Sección 30”, que concederían al Parlamento escocés las competencias necesarias para organizar el plebiscito.

A su entender, existe “un gran apetito” para que se celebre un segundo referéndum de independencia el año que viene, después del que tuvo lugar en 2014, en que el 55 % apoyó permanecer en el Reino Unido.

Nicola Sturgeon quiere organizar un referéndum sobre la independencia en 2020, bajo el argumento de que el Brexit ha cambiado la situación desde el anterior referéndum en 2014, cuando un 55% de escoceses votaron en contra de una salida de Escocia del Reino Unido.

Ciudadanos escoceses asisten a una marcha a favor del independentismo este sábado en George Square en Glasgow, Escocia.
Ciudadanos escoceses asisten a una marcha a favor del independentismo este sábado en George Square en Glasgow, Escocia. | Fuente: EFE
“Todo el mundo sabe que va a haber un referéndum de independencia”
Sturgeon destacó que un buen resultado de su formación, el Partido Nacionalista Escocés (SNP), se interpretará como un respaldo en favor del plebiscito, por lo que instó a los votantes a apoyarlo “para asegurarse de que se escuche la voz de Escocia”.

Los conservadores, liderados por el primer ministro, Boris Johnson, ya han asegurado que no darán su autorización a un nuevo referéndum, mientras el Partido Laborista, primero de la oposición, no ha fijado una posición clara, aunque también es contrario a la independencia de Escocia.

“Todo el mundo sabe que va a haber un referéndum de independencia. Los partidos de la oposición pueden no aceptar este planteamiento en público, pero lo saben y todo el mundo lo sabe”, destacó.

Si bien Sturgeon se reunió la semana pasada con el líder laborista, Jeremy Corbyn, aclaró que no discutieron la cuestión de la independencia, sino que únicamente abordaron la posible salida de la Unión Europea (UE).

“Las conversaciones que he mantenido con Jeremy Corbyn en los últimos meses han versado globalmente sobre el ‘brexit’ y las tácticas en la Cámara de los Comunes”, precisó.

EFE/AFP