Estos son los pasos para ser parte de los seis mil voluntarios para los ensayos de la vacuna COVID-19

Mañana, a través de la página web vacunacovid.pe, empezará el reclutamiento de voluntarios para el primer ensayo clínico de la vacuna COVID-19 que se hará en Perú con el laboratorio Sinopharm (China). La Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y la Universidad Mayor de San Marcos (UNMSM) seleccionarán a un total de 6 mil peruanos para que participen en las pruebas.

Consultado por Perú21, el investigador principal de la UPCH, Germán Málaga, informó que habrá dos tipos de cepas que se inocularán a los voluntarios. Una es la cepa de Wuhan y otra, de Beijing; cada una es un virus desactivado de pacientes de las dos zonas de China.

En total, se aplicarán dos mil cepas Wuhan, dos mil Beijing y dos mil placebos. La diferencia se debe a que Sinopharm tiene la hipótesis de que cada cepa generará un tipo distinto de inmunidad. Málaga detalló que como máximo deberían empezar con las pruebas el 8 de setiembre.

Requisitos y procedimientos para participar del primer ensayo de vacunas candidatas de Sinompharm.
“Cuando empecemos a vacunar en Perú, ya habrá más de 20 mil personas en el mundo con la misma vacuna y, hasta ahora, no hay mayores efectos adversos. Dos de cada tres peruanos van a recibir una vacuna; el restante tendrá un placebo”, resaltó.

Sobre los placebos, el médico a cargo de los ensayos explicó que son necesarios dentro de los protocolos de la fase III. “Hay personas que solo por el hecho de haber recibido una inyección van a sentir dolores de cabeza, mareos, sensación de malestar, dolores musculares y otros. El placebo es una solución química aparentemente igual a la vacuna, con el mismo frasco, el mismo etiquetado, pero sin el virus”.

Es decir, si a uno le toca un placebo, va a estar en la misma condición que todos los peruanos que no han tenido COVID-19.

En esta etapa, las seis mil pruebas solo se harán en Lima; si es que todo resulta bien, se podría aumentar a seis mil dosis más y abrirían centros de vacunación en otras regiones asegurándose de ofrecer la misma calidad de seguimiento.

“Es una decisión con un criterio logístico porque el centro de vacunación está acá (en Lima), hay que tener la cadena de frío, se está implementando todo el aparataje, hay todo un sistema de monitoreo y seguimiento. Si una persona se complicara, tendríamos que conseguirle una cama de hospitalización y que reciba atención temprana. Si alguien estuviera en Ayacucho, por ejemplo, no podríamos ayudarlo como se debe”, comentó Málaga.

Los voluntarios contarán con un seguro de salud que cubrirá la atención hasta por US$500 mil ante un eventual efecto adverso. Germán Málaga precisó que este seguro únicamente garantizará una protección por efectos de la vacuna, mas no por otro tipo de enfermedades o dolencias que no tengan que ver con las pruebas.