Jackie Chan reveló la razón por la que ya no quiere realizar películas de acción

Ha pasado cierto tiempo desde que Jackie Chan ha aparecido en películas de acción, las cuales prácticamente lo lanzaron a la fama en el cine en Estados Unidos. ¿Se ha jubilado o no hay más papeles para él a sus 66 años? Ninguna de las dos. En realidad, el actor y director chino ha compartido su razón para no volver a dar puñetazos y patadas con el estilo de las artes marciales.

Con una larga trayectoria en la pantalla grande desde 1962, está decidido en vivir esta nueva etapa en su carrera a través de roles más serios. A pesar de ser una de las estrellas más destacadas del cine de acción, en estos momentos ya no busca ser ese luchador de Kung Fu que todos esperan ver.

“Quiero cerciorarme de que todos los años los espectadores puedan ver todas las facetas de Jackie Chan. Me gustaría que los espectadores me consideren un actor que puede hacer películas de acción, no una estrella de películas de acción. No me gusta repetirme”, explicó el artista nacido en Hong Kong en una entrevista con Movie Web.

Por el otro lado está Hollywood, una industria que lo ha encasillado en un tipo de personaje –o de acción o gracioso– y no le ofrece una variedad de ofertas de trabajo. Es decir, Jackie Chan no se ha retirado de la actuación, sino que no ha recibido papeles cinematográficos que cumplan sus estándares actuales.

ALGO MÁS QUE LA ACCIÓN
En el 2019, Jackie Chan protagonizó junto a Arnold Schwarzenegger la película titulada “El misterio del dragón”, cuyo rodaje se llevó a cabo en Rusia. La historia se centra en un cartógrafo que cuenta con la misión de crear un mapa detallado de dicho país y llega a China, donde se enfrentará a un anciano maestro de las artes marciales y su clan.

Pese a sonar como una cinta de acción, fue catalogada dentro del género de fantasía. No obstante, es lo más cercano a la acción que hemos obtenido del actor chino durante los últimos años. Por su parte, Chan continuará rechazando propuestas muy bien cotizadas que solo lo necesitan para interpretar a los clásicos villanos asiáticos en el cine estadounidense.