Katy Perry es acusada de agresión sexual por el modelo Josh Kloss

Los escándalos no acaban para Katy Perry. Hace poco menos de un mes, un jurado de Los Ángeles (Estados Unidos) dictaminó que la cantante y su equipo deberían pagar un total de 2,78 millones de dólares por plagiar una canción de rap cristiano para su tema “Dark Horse”.

La gran suma de dinero sería destinada a compensar al cantante Marcus Gray, quien denunció en el 2014 a Perry y su equipo creativo por haber plagiado su canción “Joyful Noise”. Los tribunales le dieron la razón, y hasta el momento la intérprete de “I Kissed a girl” no se ha pronunciado al respecto.

Hoy, un nuevo escándalo remece a Perry y sus allegados, pues el modelo Josh Kloss, que participó junto a ella en el video de “Teenage Dream”, ha asegurado que la intérprete estadounidense lo desnudó a la fuerza en una fiesta para que los asistentes vieran sus órganos sexuales, algo que para él es una agresión sexual.

Es así que, a través de una serie de publicaciones compartidas en Instagram, el modelo de 38 años ha descrito cómo era supuestamente la dinámica entre la estrella del pop y él cuando estaban frente a cámaras y cuando se encontraban en privado.

“Esa vez llevé conmigo a una amiga que se moría por conocerla. (…) Era la fiesta de cumpleaños de Johny Wujek en Moonlight Rollerway. Y cuando la vi, nos abrazamos y ella todavía era mi enamorada. Pero cuando me volví para presentarle a mi amiga, jaló mi ropa hasta mostrar a un par de amigos y a la multitud mi pene”, escribió el modelo.

rpp