La crisis financiera del Euro

Por: Carlos Gálvez (Corresponsal Internacional de la Revista JustoMedio)

El lunes 10 de Mayo, las plazas financieras internacionales se reactivaban como efecto de los planes de protección monetaria y financiera europea, que concluyó en la puesta en pie de un masivo mecanismo de estabilización de 750 millones de dólares que si bien es cierto, no resuelve el problema de los fuertes déficits presupuestales, si da un relativo margen de respiración y repliegue frente a ataques especulativos diversos.

A inicios del lunes 10, los efectos del nuevo y ambicioso plan de estabilización del último momento tenían una tendencia general que se orientaba hacia un alza global más que moderada. Aquí ya entramos dentro de un nuevo juego de casino y de pliegues, repliegues tácticos y estratégicos de la finanza y la política internacional, europea y americana.

Cabe señalar que este juego de finanzas propias e impropias, concierne igualmente a los precios de las materias primas particularmente cotizables en dólares y expuestas a los movimientos de inestabilidad económica y financiera.

En suma, si la divisa de sostener y no dejar caer el Euro ha permitido ganar este segundo “round” frente a los ataques de la especulación financiera gracias a lo puesto en pie de un mega proyecto de estabilización. Este triunfo transitorio ha sido acompañado igualmente por un aumento del precio del petróleo y de la factura petrolera puesto que el precio internacional del petróleo se cotiza en dólares.

El sistema bancario se comporta, por el momento, bien. Es decir, actualmente este acusa algunas ganancias considerables, si la liquidez bancaria continúa a presentar algunos problemas.

La nueva noticia clave del 10 de diciembre, fue la decisión de la Banca Europea, consistente en comprar la deuda pública y privada de la zona euro. Se trata así, de una nueva función de la Banca Europea la cual con el fin de asegurar la estabilidad del Euro, no sólo controlará la liquidez y las tasas de interés, sino también las deudas no pagadas de los deudores insolventes y también los derivados especulativos de los sobreendeudamientos explosivos.

De esta manera, estamos empezando un nuevo período en el proceso de financiarización globalizado, donde los bancos centrales en los mercados financieros funcionarán más que de liquidez, exceso o falta, sino también de las rentas financieras de toda clase, en parte de los patrimonios financieros de riesgo elevado y la propensión de riesgo especulativo masivo

Sin embargo, es necesario retener que en realidad el Euro está en desequilibrio estructural a la baja. Así, según los acuerdos de Maastricht, quien limita el déficit publico al 3% del PIB, en principio, el Euro tendría que ser reajustado. En esta medida, el Euro es, hoy en día, una moneda sobrevaluada que necesita ser ajustada, en una devaluación consecuente, teniendo en cuenta la importancia del déficit publico en la zona euro, el cual es actualmente el 6,9 % del PIB.

En suma, uno de los elementos que se está jugando en este cambio de los principales mecanismos reguladores de los mercados financieros es la reconversión pasiva del Euro a sus causes normales de cotización real, es decir sin devaluación normativa, El euro actualmente se cotiza alrededor del 1,30 del dólar, es decir a un valor inferior del valor canónico de 1,50 de dólar. Entonces, se puede afirmar que la evaluación del valor monetario también depende del tamaño de los bancos. Sin embargo no todos pueden pagarse los servicios benéficos y cuasi monopólicos de un mega banco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 9 = diez