La mayor autoridad en radiación concluye que el 5G no es dañino para la salud

La Comisión Internacional de Protección de Radiación no Ionizante (ICNIRP) acaba de actualizar sus guías sobre la exposición a frecuencias electromagnéticas tras 22 años. Estas incluyen la aplicación de tecnologías como 5G, WiFi y bluetooth.

Tras siete años de estudio revisando los efectos de las ondas milimétricas del 5G, la organización independiente ha concluido que estas no representan un peligro para la salud si se siguen las directrices que contemplan nuevas restricciones.

Tras analizar la aplicación del 5G en Reino Unido, el ente concluyó que las radiofrecuencias del 5G son similares a las usadas en teléfonos de 1998, por lo que son consideradas seguras.

“Sabemos que partes de la comunidad están preocupadas sobre la seguridad del 5G y esperamos que estas directrices ayuden a que se calmen. (…) Lo más importante es que la gente recuerde que las tecnologías 5G no podrán causar daño si se siguen estas directrices”, indica el informe.

rpp