Magdalena: Recogen Más de 4 Toneladas de la Costa Verde

Más de 4 toneladas de desechos arrastrados por la corriente del mar fueron recogidos de las playas de Magdalena del Mar en la Costa Verde, durante una jornada de limpieza organizada por la Municipalidad del distrito.

Resultado de la jornada, se recogieron grandes cantidades de madera, fierro, tecnopor, vidrio, plástico, caucho, entre otros materiales altamente contaminantes que llegaron arrastrados por la corriente del mar, producto del arrojo indiscriminado de basura que se efectúa en otras zonas del litoral peruano.

El alcalde Carlomagno Chacón informó que esta actividad busca llevar un mensaje de sensibilización sobre el respeto y preservación que debemos tener como ciudadanos ante el ambiente, sobre todo en el marco de los 200 años de independencia de nuestro país.

“Llegado al bicentenario queremos dejar un mensaje claro: nunca más debemos permitir que se atente contra la ecología. El pasado reciente de una Costa Verde en Magdalena del Mar donde se arrojaban toneladas de basura y desmonte para beneficio de algunos a costa de convertir el mar de Grau en un botadero, es algo que no debe repetirse”, sostuvo el burgomaestre.

Tomando en cuenta la situación sanitaria que vivimos producto de la pandemia, para esta actividad se establecieron una serie de protocolos y medidas de bioseguridad destinadas a asegurar y preservar la salud de cada uno de los participantes. Participaron autoridades, vecinos y representantes de colectivos protectores del ambiente.

Cabe señalar que la comuna sanciona hasta con 6,600 soles a aquellas personas que arrojan basura o desmonte en las playas y la zona ribereña de la Costa Verde correspondiente al distrito, además de proceder con la denuncia penal correspondiente.

La Ordenanza municipal contempla también la intervención del vehículo que transporte los desechos y el material arrojado, el mismo que será trasladado de inmediato al depósito.

La denuncia penal por atentado grave al ambiente y contaminación será interpuesta a través de la Procuraduría Pública Municipal ante la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Lima.

La zona ribereña correspondiente al distrito, de más de 2 kilómetros de extensión, se encuentra en permanente vigilancia a cargo de los efectivos de Serenazgo, personal de Fiscalización y el apoyo de la Policía Nacional del Perú