Policías y militares acusan al MEF de atentar contra su economía para favorecer a bancos

ZZZZZZZ

Una delegación de miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional en retiro acusaron al Ministerio de Economía y Finanzas y a la Asociación de Bancos (Asbanc) de haber consumado un lobby para desaparecer las asociaciones, mutuales y cooperativas en el Perú, perjudicando económicamente a su gremio, por lo que demandaron al Congreso corregir esta situación y no permitir el abuso y la vulneración de sus derechos.

La pretensión del MEF y Asbanc se materializó a través de la Ley del Servicio Civil (Servir), aprobada en abril de este año, que en una disposición transitoria dispuso que se excluya un derecho fundamental de todo servidor público que es el descuento voluntario de su remuneración, y ahora se pretende que sólo las entidades que son supervisadas por la SBS se encarguen de realizarles préstamos y créditos.

De este modo, los uniformados en actividad y retiro están impedidos de pagar cuotas a cooperativas que les brindan asistencia económica, de salud y de vivienda cuando tienen algún problema. Es decir, si un policía destacado en Puno ha estado inscrito en una asociación de Lima que le permita acceder a un seguro de salud, tiene que viajar hasta la capital o hacer un trámite adicional. Esta situación afecta a un universo de millón y medio de peruanos, entre uniformados y familiares.

Ante ello, un grupo de policías y militares a través de un comunicado de prensa exigieron que la Comisión de Trabajo y Seguridad Social del Congreso de la República apruebe con carácter de urgencia el proyecto de ley 2698, impulsado por el parlamentario Octavio Salazar, que les devuelve el derecho a que voluntariamente se les realicen descuentos a sus sueldos para que aporten a sus asociaciones, mutuales y cooperativas.

En ese sentido, rechazaron las constantes ausencias de los legisladores de la bancada nacionalista a dicho grupo de trabajo, ya que “este hecho inaudito podría tratarse de un sabotaje a la aprobación del proyecto 2698”.

Explicaron que el objetivo es favorecer a los bancos, ya que serían los únicos habilitados para realizarles préstamos. Añadieron que ello afectaría seriamente su economía debido a que la diferencia entre las tasas de interés que ellos pagaban con las que les cobrarían los bancos es abismal.

A esto se suma que nadie velaría por los servicios más básicos que reciben los policías y militares con descuentos que en muchas ocasiones significan un 4% mensual de sus ingresos. Es decir, si un policía cobra mensualmente 800 soles, se le descuenta 32 soles a cambio de servicios de hospitalización, colegios para sus hijos, odontología, hospedaje, sepelio, liquidación por pase a situación de retiro, entre otros.
Finalmente, cuestionaron que el ministro Luis Castilla y sus asesores pretenden manejar el destino financiero voluntario de policías y militares, sobre todo cuando ya se ha demostrado que el MEF ha adoptado medidas violatorias de los derechos de la población, como en el caso de la afiliación de trabajadores independientes a las AFPs, donde se vieron obligados a retroceder solo por el reclamo ciudadano. “Este es un caso similar”, acotaron.

EL APUNTE
Hace unas semanas, el jefe de la SBS, Daniel Schydlowski, admitió que “hay un gap (brecha) bien diferenciado entre lo que se cobra por prestar y lo que se da por rendimiento. Esto se debe a que el sistema financiero no está bien desarrollado ni articulado, es muy preocupante que no sea eficaz”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.