¿Por qué la epidemia está bajando en Lima?

En las últimas semanas se observa una caída sostenida del número de muertos excedentes en la ciudad de Lima, una reducción de 40% en menos de un mes. ¿Qué factores explican esa caída? ¿Qué ha cambiado en ese tiempo que ha frenado la propagación de la epidemia?

A fines de junio e inicio de julio, el MINSA realizó un estudio de seroprevalencia en Lima y encontró que 2,700 707 había adquirido la enfermedad en algún momento, representando un 25.3% de la población.[i]

Considerando el número de muertos excedentes en la fecha del estudio era de 24,215 (SINADEF) encontramos que la tasa de fatalidad del virus estaba entre 0.8% y 1.0%. Esa tasa de fatalidad es mucho menor de la que reporta el MINSA, pero el Imperial College hizo un estudio similar para el Brasil y encontró que la tasa de fatalidad del coronavirus estaba en un rango de 0.7% a 1.2%. Nuestro estimado para Lima está dentro de ese rango.

Si consideramos que el número de muertos en Lima en la primera semana de septiembre era de 41,857 (SINADEF), la tasa de fatalidad del virus es de 1.0%, concluimos que la cantidad actual de personas con anticuerpos en Lima es de 4.2 millones de personas, es decir, cerca del 40% de la población. Ello significa que 2 de cada 5 personas ya son inmunes al virus. Ese gran número de personas inmunes frena la dinámica de propagación del virus.

Estudios internacionales afirman que la inmunidad de rebaño para el coronavirus estaría entre 60% y 70%. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Estocolmo ha concluido que para poblaciones heterogéneas, como la de Lima, el nivel de inmunidad de rebaño es de 43%, un porcentaje muy similar al que hemos encontrado.[iii] Además, si la población incorpora algunas prácticas de protección, como evitar aglomeraciones, conservar el distanciamiento, uso de máscaras, etc., ese porcentaje puede bajar aún más.

El coronavirus tiene un ciclo de 14 a 17 días, en el cual el virus está presente en la sangre de las personas. Pasado ese tiempo, el virus desaparece de su sangre, y la persona ya no puede contagiar. Alguien que estuvo enfermo en meses pasados, puede salir positivo en una prueba rápida, pero ya no es un transmisor de la epidemia. Por ello, los taxistas, comerciantes o distribuidores de comida, muestran una seroprevalencia alta. Pero, difícilmente sean propagadores del virus. No hay que olvidar que las personas solo pueden contagiar por dos semanas y media, pero la epidemia tiene ya más de 150 días.

Sabemos que 40% tienen anticuerpos del virus, pero ¿cuantos de ellos son portadores activos del virus? Por la tasa de fatalidad del virus sabemos que en todo momento alrededor del 1.0% de los enfermos activos van a morir en los próximos días. En base a los muertos excedentes por coronavirus hemos calculado cuántos portadores activos ha existido en Lima a lo largo de la epidemia. Ese número es importante porque mide el riesgo de contagio. Si ese número baja, hay menos personas propagando el virus.

La gráfica muestra que ese porcentaje llegó a casi 6.5% en mayo y ahora es cerca 3.0%. Ello quiere decir que solamente una de cada 33 personas es portadora activa del virus. Esa reducción del número de portadores del virus y el aumento del número de personas inmunes son los dos principales factores que explican la caída de la epidemia en Lima.