SBS: FORTALECIMIENTO PATRIMONIAL

Las entidades financieras evalúan opciones de fortalecimiento patrimonial, desde el programa que permite que las microfinancieras sigan prestando a las micro y pequeñas empresas (mypes) hasta la alternativa de tener nuevos socios estratégicos que aporten capital, pasando por las autoliquidaciones, informó la jefa de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), Socorro Heysen.

En entrevista con el diario El Peruano, adelantó que hay dos cajas municipales con visto bueno de su institución para ingresar al programa que fortalece patrimonialmente las microfinancieras, creado por Decreto de Urgencia 037-2021, y que analizan con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ampliar hasta diciembre el plazo de acogimiento a este esquema.

–A inicios de setiembre se publicó la norma sobre la adecuación de la SBS para supervisar el cumplimiento de las tasas máximas en las entidades del sistema financiero, fijadas por el Banco Central de Reserva del Perú (BCR), como parte de la Ley 31143 ¿Cómo avanzó ese proceso?

–Para brindar cumplimiento a la ley, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) tiene que tomar medidas en diversos campos. Una de ellas es la organizativa, sobre la cual ya asignamos responsabilidad en nuestra entidad y, por ello, modificamos el reglamento de Organización y Funciones, que es lo que se publicó.

Pero en la SBS estamos desarrollando procesos para tener una supervisión estandarizada. Un asunto importante es el diseño de reportes que tendrán que remitir las entidades financieras supervisadas a fin de poder verificar con exactitud y detalle el gran volumen de operaciones sujetas a control de tasas.

Este diseño toma un poco de tiempo y luego continuará con la implementación. Mientras tanto, ejecutamos las acciones de supervisión sobre la base de información disponible que tenemos.

–¿Cuándo estará listo el diseño de los reportes y su implementación?

–El diseño de reportes no debe demorar más de un par de meses, pero el asunto es la implementación por parte de las entidades financieras. Ellas requieren de un tiempo para ejecutarlos. Probablemente, a partir del segundo trimestre del próximo año tengamos algo más definido para efectuar una supervisión detallada.

–El plazo de acogimiento al Programa de Fortalecimiento Patrimonial de las Instituciones Especializadas en Microfinanzas finaliza el 31 de octubre de este año, ¿alguna microfinanciera está lista para acogerse?

–El Decreto de Urgencia 037-2021 tiene como fecha límite octubre (para acogerse) y estamos conversando con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) la posibilidad de ampliar dicho plazo hasta diciembre.

De momento (hasta el 23 setiembre), aún faltan algunos detalles para la implementación de la norma, por ejemplo, resta el desarrollo de unos fideicomisos entre el MEF y Cofide (Banco de Desarrollo del Perú). Pero ello, son detalles menores porque ya se avanzó en todo lo demás, y luego de eso viene la firma de los contratos.

En estos momentos, ya hay dos cajas municipales de ahorro y crédito (CMAC) listas con el visto bueno de la SBS para la firma de contratos.

Pero también, algunas entidades están optando por no acogerse a esta norma porque fija restricciones que prefieren no tener, y, por tanto, buscan sus propios mecanismos (para fortalecerse patrimonialmente) mediante la emisión de bonos subordinados, aportes de capital o consiguiendo un nuevo socio estratégico.

Incluso, hay un número reducido de entidades que están considerando autoliquidarse. La autoliquidación es autorizada, si es que la empresa está en condiciones de cumplir con todos sus acreedores. Ya hay una microfinanciera que busca el camino de la autoliquidación.

Entonces, el decreto de urgencia es una alternativa, pero no es la única porque hay opciones privadas de capitalización y autoliquidación.

–¿Hay empresas financieras que evalúan fusionarse?

–En fusiones, hasta el momento tenemos una posibilidad, pero no está muy avanzado. Creo que eso se verá más adelante. Lo que sí están viendo algunas entidades, de todo tipo, es traer un nuevo socio para que ponga capital fresco.

Esta pandemia tuvo un impacto fuerte sobre los clientes y las entidades en términos de reducción de su rentabilidad y, en algunos casos, de pérdidas que erosionaron parte de su capital, y todo ello requiere que las empresas se vayan ajustando para pasar esta etapa.

(Agencia Andina)