SBS inicia proceso de evaluación del caso de aportes de Credicorp a campañas electorales

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) se pronunció sobre el caso de los millonarios aportes no bancarizados (en efectivo) del grupo Credicorp a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011 y Pedro Pablo Kuczynski en 2016, revelados por el presidente del directorio de esa corporación, Dionisio Romero Paoletti, a los fiscales del Equipo Especial Lava Jato del Ministerio Público.

En un breve comunicado publicado en sus redes sociales, la SBS informó que “ha iniciado un proceso de evaluación de las circunstancias en las que se produjeron los aportes de dinero en efectivo para el financiamiento de partidos políticos en campañas electorales”.

El organismo indica que esta medida “se circunscribe a verificar el cumplimiento de las normas emitidas” por la SBS y, “de ser el caso, adoptar las acciones corresponda”, toda vez que Credicorp Ltd es una “empresa holding propietaria de entidades” que están bajo su supervisión.

La declaración de Romero Paoletti
El lunes, Romero Paoletti reveló en su declaración ante el fiscal José Domingo Pérez un aporte en efectivo por 3,65 millones de dólares a la campaña de Keiko Fujimori con Fuerza 2011 -hoy Fuerza Popular- para las elecciones presidenciales de ese año. A través de un comunicado, el empresario precisó, no obstante, que con esta donación “no incurrió en ninguna responsabilidad legal”.

En la carta dirigida a los colaboradores de las empresas de la corporación, Romero Paoletti recordó que por esa época el candidato Ollanta Humala “recogió” los “esfuerzos” de Hugo Chávez, entonces presidente de Venezuela, de “expandir el nefasto chavismo”. En ese sentido, mencionó que “era responsabilidad de Credicorp apoyar la alternativa política que tenía las mayores posibilidades de enfrentar la amenaza de que el Perú sufriese el destino de Venezuela”.

“Así, entre finales del 2010 y el 2011, en momentos diferentes de las dos vueltas del proceso electoral, Credicorp Ltd. realizó varios aportes a Fuerza Popular que totalizaron US$3,65 millones. Fue, sin duda, una cifra excepcional que se explica en el contexto de la amenaza igualmente excepcional del chavismo”, relató.

Del mismo modo, mencionó que en el 2016 tres subsidiarias de Credicorp y su familia aportaron alrededor de US$650 mil a las campañas de Peruanos por el Kambio, de Pedro Pablo Kuczynski, y Fuerza Popular, de Keiko Fujimori, en diferentes momentos de la primera y segunda vuelta, por considerar que “promovían el modelo de desarrollo económico y social”.

RPP