Siria: Organización para Prohibición de Armas Químicas aún no llega a Duma

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) aseguró el lunes que sus expertos no han podido acceder aún a la localidad siria de Duma por «cuestiones de seguridad», alegadas por Rusia y Siria, a la vez que anunció que las autoridades de ese país ofrecen mientras tanto entrevistas con 22 testigos de lo ocurrido, pero desde Damasco.
 
«Los funcionarios sirios y rusos que participaron en las reuniones preparatorias en Damasco informaron al equipo de investigadores que todavía están trabajando en cuestiones de seguridad pendientes, antes de que pudiera realizarse cualquier despliegue», dijo el lunes el director de la OPAQ, Ahmet Üzümcü.
 
Este equipo de investigadores, que llegó a Damasco el pasado sábado, recibió una oferta por parte de las autoridades sirias para trasladar a la capital a un total de 22 supuestos testigos de lo ocurrido hace 9 días en Duma, donde se denunció un presunto ataque químico por parte del régimen de Bachar al Asad.
 
El régimen propone entrevistas desde Damasco, ya que por ahora no se ha autorizado aún el acceso a Duma del equipo de 9 inspectores de la OPAQ, que se han ofrecido como voluntarios para participar en esta misión de investigación en la localidad siria de Duma, donde decenas de personas perdieron la vida después de un bombardeo presuntamente con armamento químico.
 
Üzümcü instó a realizar «todos los arreglos necesarios» para permitir que el equipo de la OPAQ se despliegue en Duma «lo antes posible» y comenzar así con sus labores de investigación, que en un principio debían haber comenzado el pasado sábado.
 
Mientras espera una respuesta de Siria y Rusia, la OPAQ informa también de que envió una carta a la Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitándole que comparta con los expertos químicos toda la información sobre las víctimas que, según informes, recabó a través de sus socios sobre el terreno.
 
Por su parte, el jefe de la delegación británica ante la OPAQ, Peter Wilson, advirtió a Rusia y Siria, aliados en el conflicto armado de ese país árabe, de que «deben cooperar» con los investigadores y aseguró que el acceso a la zona del ataque es «esencial» para el trabajo de los expertos de la OPAQ.
 
«El régimen sirio tiene un historial abominable de uso de armas químicas contra su propia gente. Su uso se ha convertido en un arma de guerra demasiado común en el conflicto», dijo Wilson.
 
En su intervención en una reunión de emergencia que se celebró el lunes en La Haya, la delegación rusa ante la OPAQ confirmó su «compromiso a garantizar la seguridad» de la misión de expertos y añadió que «no interferirá» en su trabajo de investigación en Duma, cuando se autorice su acceso a esa localidad.(EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.