Técnico incluía errores en los programas de una empresa para que lo vuelvan a contratar

Un hombre de 62 años de Harrison City, Pensilvania, fue sentenciado a prisión por plantar bombas lógicas en programas que creó para la compañía alemana Siemens.

David Tinley venía trabajando desde 2002 con la empresa, pero desde el 2014 empezó a programar hojas de cálculos que servían como bombas de tiempo en el software en el que trabajaba. Como él era el único que sabía cómo “repararlo”, lo llamaban para solucionar el problema.

Sin embargo, en mayo de 2016, David tuvo que dejar Pensilvania por asuntos personales, por lo que otro programador tuvo que interferir. Es aquí donde Siemens, invirtiendo miles de dólares en la investigación, encontró que la razón de los problemas era -literalmente- “la obsolencia programada”.

La empresa denunció a Tinley por fraude. Tras años de audiencias argumentando que los problemas no fueron causados por él, Tinley terminó aceptando su culpabilidad para evitar los 10 años de prisión que se pedían. A cambio, tendrá que pasar seis meses en prisión y pagar una multa de 7.500 dólares, de acuerdo con el reporte de medios locales.

RPP