TURISMO VIRTUAL.- Querétaro: Orgullo de México

Por: Gloria María Pineda Loayza
Periodista Profesional

Ahora que responsablemente debemos quedarnos en casa, bien vale la pena salir de la rutina de manera creativa.

En esta edición, les invitamos a echar a volar su imaginación para trasladarnos a un destino sin par: la bella ciudad virreinal de Querétaro declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que, en la actualidad, ocupa el cuarto lugar a nivel mundial, después de Singapur, Dubai y Bangalore, en el desarrollo de actividades aeroespaciales.

Sus exportaciones superan los 7 mil millones de dólares, llegando a generar más de 50 mil empleos.

Barroco y neoclásico
A solo dos horas (en autobús) de Ciudad de México, Querétaro sorprende al turista por el estilo barroco y neoclásico de su arquitectura que se puede apreciar en su gran centro histórico de calles empedradas y casonas coloniales. Y no solo es admirada por su infraestructura, recordemos que el año 2011 y a propuesta del renombrado actor Gael García, la denominación Querétaro fue elegida como la palabra más bonita del idioma español, en un concurso internacional organizado por el Instituto Cervantes.

De una valiosa trascendencia histórica, Querétaro fue escenario y testigo del intenso proceso que culminó en la Independencia de México en 1810. Incluso llegó a ser capital de la República Mexicana por un tiempo significativo.

Constitución Política
Entre las efemérides más importantes que sus habitantes conmemoran figuran la fecha de su fundación, el 25 de julio de 1531 y la proclamación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el 5 de febrero de 1917, en el Teatro Iturbide, rebautizado como Teatro de la República.

Entre sus muchos atractivos turísticos, figura el Mirador del monumental y simbólico Acueducto de Querétaro, construido entre 1726 y 1738 por el Marqués de la Villa del Villar del Águila.

Rocas y arena volcánicas
Está hecho a base de rocas y arena volcánicas, además de piezas de cantera rosa labrada y cal. A través de sus 74 arcos de 28,5 metros de altura y 5 kilómetros de longitud, este acueducto trasladó durante décadas el agua fresca que abastecía a los pobladores de la ciudad.

Finalmente, hablaremos de su gastronomía que es variada y exquisita, especialmente los platos típicos, entre los que destacan las clásicas enchiladas queretanas, los tacos con salsa de pico de gallo o el nopal relleno.

El mole de pancita
También se puede degustar los burritos, las quesadillas, las gorditas, los guajolotes, el mole de pancita, el chivo tapeado, los tamales, el pozole rojo, los churros, los buñuelos, las natillas queretanas, las malteadas, las nieves de mantecado (de vainilla con canela, pasas y fruta seca) y el pulque curado de almendra, entre otras delicias.

También te podría gustar...