Pobladores que se desplazaban por una carretera de penetración en el distrito de Monobamba, provincia de Jauja, región Junín, en forma temeraria intentaron cruzar una zona donde se registraba un deslizamiento a causa de las intensas lluvias.

Tras la caída de varias piedras y tierra, en menos de un minuto, el cerro se desprendió y arrasó toda la plataforma de la vía afirmada, dejando incomunicados a los pobladores del anexo de San José de Ocoroyo.

Rocas y vegetación se desplazaron hasta el río y por suerte no se registró daños personales pese a la imprudencia de los viajeros, quienes lejos de lamentar el hecho se rieron del fenómeno natural.

En esta zona, el río Tambillo ha elevado su caudal peligrosamente y varias viviendas de Ocoroyo, ubicadas en las riberas del torrente, corren el riesgo de ser destruidas; por lo que las autoridades locales hacen un llamado urgente a las autoridades de Defensa Civil para que los apoyen.