Más de 70 trabajadores de la tercera edad culminaron satisfactoriamente su periodo académico en los niveles de primaria y secundaria.

El alcalde de Ate, Edde Cuellar, participó en la ceremonia de clausura del programa municipal “Nunca es Tarde para Aprender”. La actividad se desarrolló la tarde del viernes 16 de diciembre en el Centro Cultural de Ate, con la presencia de alumnos, alumnas y personal docente.

“Hay madres y trabajadoras de parte de la cooperación edil que han terminado la primaria y secundaria. Hay que sentirnos orgulloso del esfuerzo y la satisfacción que le han puesto cada uno de ustedes. Agradecer a Centros de Educación Básica Alternativa por ser el principal aliado”, expresó el burgomaestre.

Por su parte, la subgerente de Recursos Humanos, Edith Cuya Llajaruna, expresó que el programa “Nunca es Tarde para Aprender” se ha convertido en su mayor logro y agradeció a las personas involucradas en este proyecto.
“Nuestro alcalde no solo se preocupó por hacer obras en el distrito también pensó en el desarrollo humano. Apenas se le presentó el proyecto, lo aprobó. Nuestros trabajadores tienen el derecho a terminar sus estudios primarios y secundarios que alguna vez fueron truncados”, detalló la subgerente.

Asimismo, los directores de Centros de Educación Básica Alternativa (CEBA), Julio Santisteban (CEBA 6039) y Lic. Raquel Soto (CEBA 1135), exhortaron a sus estudiantes a seguir con su formación académica, ya que le va servir en poder mejorar su vida personal ante su familia y la sociedad.
“Pongamos en práctica toda las enseñanzas brindadas por el proyecto municipal y agradecer al alcalde Edde Cuellar por esta gran iniciativa que nos han brindado. Asimismo, a nuestros profesores que durante todo este ciclo escolar han tenido paciencia”, expresó la alumna Leonor Curo Mancilla.

Leer  AYACUCHO: MANIFESTANTES PREDEN FUEGO A LOCALES DEL PODER JUDICIAL DE HUANTA

El programa municipal “Nunca es Tarde para Aprender” fue lanzado durante el mes de marzo del 2022, dirigido a los trabajadores que no pudieron culminar sus estudios de primaria y secundaria, además a los que no sabían escribir ni leer.

Las clases fueron realizadas en 3 sedes, la Agencia Municipal de Huaycán, Estadio Ollantaytambo y Vivero Ceres. Los horarios fueron de lunes a viernes de 4 de la tarde a 8 de la noche.