Las promesas se cumplen, fue una de las premisas del Alcalde de Lima, Rafael López Aliaga al inaugurar el primer punto del Proyecto Agua de Emergencia en el distrito de San Juan de Lurigancho.

La agrupación familiar Santa Rosita fue el primer lugar beneficiado en recibir este servicio básico.

El burgomaestre limeño, aseguró que este es el comienzo del cambio en toda la ciudad, que el agua es vida y salud.
Los vecinos de la zona agradecieron al alcalde por cumplir su promesa y llegar hasta la cima de su agrupación.

Más de 11 mil habitantes gozarán del líquido elemento las 24 horas del día.
En este primer tramo se han colocado 13 pilones donde el 60% de vecinos de la zona tendrán acceso al agua.

Este trabajo fue posible gracias a la labor conjunta de Sedapal, Corporación Arequipa, Familia Musiris.

Leer  Cabecitas blancas de la policía nacional reciben la primavera con desfile de disfraces en el hospital geriátrico