El alcalde de Pueblo Libre, Stephen Haas del Carpio, afirmó que “necesitamos un Estado que escuche a la gente, que sienta lo que la gente siente, donde primero sea la gente”, durante su discurso ante cientos de vecinos congregados en la Plaza de Los Libertadores, para celebrar el Bicentenario del histórico distrito.

“Es hora de preocuparnos por lo que está pasando en el país”, dijo, agregando que como hace 200 años reconocemos el sacrificio heroico de quienes combatieron por la libertad. Son estos valores de libertad y patriotismo que hoy vemos encarnado en nuestro pueblo que viene luchando por la consolidación democrática en nuestro país.

“Necesitamos recuperar el Estado para el interés público que hoy está en manos de pocos, necesitamos escuchar a la gente, necesitamos un Estado que sienta lo que la gente siente, donde primero sea la gente. La necesidad de poner en la agenda pública políticas contra la desigualdad. Hoy en el Perú existen numerosos compatriotas que viven en extrema pobreza. La reducción de la pobreza extrema es un reto clave para el país en un contexto de cambios sociales, políticos y económicos”, señaló.

CORO DE NIÑOS Y BALLET FOLCLÓRICO NACIONAL
En el evento por los 200 años de Pueblo Libre, participaron la Banda de Músicos de la Marina de Guerra del Perú y el paso gallardo de las escoltas del Ejército Peruano, Policía Nacional y Serenazgo.

También la Policía Montada que vestidos con uniforme antiguos de la PNP desfilaron por la tribuna oficial y entregaron el pergamino con el decreto supremo del 10 de abril de 1822 que bautiza al distrito con el nombre de Pueblo Libre.

Además, desfilaron delegaciones artísticas de la Asociación Cultural “Pacha Perú”, del Centro Social, Cultural y Musical “Villa de Los Libertadores-Escuela Semillero Criollo” y el “Centro de Marinera del Perú”.
El Coro Nacional de Niños y el Ballet Folclórico Nacional que pasean su talento por todo el mundo, revalorando nuestra cultura e identidad nacional, demostraron su calidad, profesionalismo y encanto. Los infantes entonaron el himno nacional y otros temas.

El Ballet Nacional se lució con alegres valses, polkas, afro, marineras, acompañados de la orquesta y del staff de cantantes que derrocharon alegría y talento en la tarima.