El Embajador Allan Wagner, excanciller de la República, al igual que otros exministros de Relaciones Exteriores, expresó su preocupación por la reunión de Runasur convocada por el expresidente de Bolivia Evo Morales, quien se propone desmembrar al Perú otorgando a Bolivia una salida soberana al Pacífico y así conformar una Nación aymara.

«Vemos con mucha preocupación desde el punto de vista de los intereses de nuestro país esta convocatoria que Evo Morales ha hecho para el 20 y 21 en el Cusco, con el fin de consolidar este mecanismo que él está creando llamado Runasur y en ese sentido hemos querido alertar a la ciudadanía sobre esto desde un punto de vista profesional», indicó.

En entrevista con RPP Noticias, el exministro de Defensa negó que este pronunciamiento tenga un sesgo político y recordó que ha sido firmado por excancilleres de carrera en situación de retiro. Wagner cuestionó que la iniciativa de Evo Morales se trata de «un basto proyecto geopolítico trasnacional para dejar de lado los estados y su respectiva soberanía».

«Si vemos los documentos que ha producido hasta el momento Runasur, podemos apreciar que se trata de la consolidación de una América plurinacional y para eso se deberá transitar de los Estados, de las Repúblicas, hacia los Estados plurinacionales. Esto es una barbaridad, esto significaría un cambio fundamental en lo que es nuestra estructura como Estados para convertirnos en una suerte de asambleas de carácter plurinacional», cuestionó.

Asimismo, Wagner pidió a las autoridades «que tomen cartas en el asunto», ya que, a criterio de los exministros que firmaron este pronunciamiento, la reunión de la Runasur no debería tener lugar debido a que por sus características «constituye en una intromisión» y busca «fraccionar nuestros países sobre la base de este concepto de la América plurinacional».