La Comisión de Inclusión Social y Personas con Discapacidad del Congreso aprobó, por mayoría, el dictamen que propone la ley que reconoce a las ollas comunes y garantiza su sostenibilidad y financiamiento.

La propuesta tiene por objeto reconocer las iniciativas ciudadanas de apoyo o atención alimentaria denominadas ollas comunes como organizaciones sociales de base de carácter temporal, «a fin de garantizar su sostenibilidad y su financiamiento en situaciones de emergencia por desastres naturales o emergencia sanitaria, así como fomentar el trabajo productivo de sus beneficiarios».

Por su parte, la congresista María Acuña Peralta (APP) consideró que estas organizaciones de ollas comunes deben estar inscritas en las municipalidades a fin de que puedan recibir un presupuesto y así atender a los niños y personas vulnerables durante la pandemia.

«Es una iniciativa que nace de la voluntad de muchas personas ante el olvido del Estado. Son mujeres luchadoras que dependen de la solidaridad de la gente, que hasta ahora no cuentan con un sustento económico para seguir apoyando a los más necesitados y vulnerables», afirmó.

Personas con discapacidad

El grupo de trabajo también aprobó, por unanimidad, el dictamen que propone declarar de interés nacional y necesidad pública la implementación de los establecimientos de los centros de rehabilitación para las personas con discapacidad.

La congresista Marleny Portero López (AP), autora de la propuesta legislativa, afirmó que lo que se busca es garantizar que las personas con discapacidad tengan acceso a los servicios de rehabilitación de forma oportuna sin discriminación y atendidos por profesionales especializados para mejorar la salud física y mental de este sector poblacional.

Leer  Lima es la ciudad con peor tráfico vehicular de América Latina, según índice TomTom Traffic