Los vehículos de empresas privadas que transportan y custodian dinero y valores, tendrán que ser blindados a fin de preservar la vida de los trabajadores que desarrollan esa labor, de acuerdo a un proyecto de ley dictaminado favorablemente en la Comisión de Defensa del Congreso.

Dicho grupo de trabajo aprobó el proyecto de ley que establece la mencionada obligatoriedad, a través de una modificación del artículo 11 del decreto legislativo 1213, referido a los servicios de seguridad privada.

La iniciativa, promovida por la congresista Norma Yarrow (Avanza País) señala que la condición blindada de estos vehículos debe de ser certificada por la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec).

La parlamentaria sustentó esta iniciativa señalando que transportar objetos de valor y dinero representa un servicio de alto riesgo, en el cual los trabajadores encargados de prestarlo exponen su vida e integridad.

“No otorgarles los medios adecuados para que puedan cumplir con sus labores sería una negligencia por parte del Estado, y un proceder pasivo por parte de sus empleadores que son las empresas que formar parte de este sector, incrementando la posibilidad de ataques que pueden perjudicar a terceros», manifestó.

En el dictamen se especifica que estas empresas podrán usar vehículos no blindados solo cuando el valor de la carga transportada no supere las cinco unidades impositivas tributarias. De ser mayor este valor, el transporte deberá realizarse en vehículos blindados.