Después de dos meses en UCI valeroso policía vence al COVID-19 en Áncash

En sus 36 años de servicio en la Policía Nacional del Perú, el suboficial Alejandro Verajano Esquivel (56) libró una de sus batallas más difíciles. Él se contagió con el nuevo coronavirus (covid-19) en el cumplimiento de sus funciones y, luego de más de dos meses en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital regional Eleazar Guzmán Barrón de Nuevo Chimbote, venció a la temible enfermedad.

La infección por covid-19 que adquirió el custodio fue grave, al punto que el virus comprometió al 80% de sus pulmones. Y aunque cada día que transcurría las probabilidades de que pueda sobrevivir se iban acortando, sus ganas y espíritu de lucha se hacían más fuertes.

Ya restablecido, Alejandro Vejarano agradece a Dios y al personal de salud del hospital neochimbotano, quienes en todo momento velaron por su recuperación.

“Agradecer y de manera especial a todos los señores médicos, personal de enfermeras y personal técnico de dicha unidad, quienes con sus conocimientos y mucha capacidad hicieron posible que yo me mejore y me restablezca. Quiero a todos ellos infinitas gracias por su loable labor en bien de todos los pacientes que estuvieron y se encuentran presentes hasta ahora padeciendo de este virus, les deseo muchos éxitos”, expresó en un video que envió al personal que lo cuidó.

El agente policial, ahora disfruta de la compañía de sus dos hijos y familia. Sabe que lo peor para él ya pasó, pero que una vez más debe estar dispuesto para seguir batallando en la primera línea por su compromiso con el país.