Economía peruana cerraría en rojo el 2023 y alcanzaría su peor resultado en 25 años, según el IPE

La economía peruana sigue sin mostrar una verdadera recuperación y terminaría el año con una caída de 0.3%, anunció el Instituto Peruano de Economía (IPE).

Este instituto esperaba que la producción nacional tuviera un avance de 0.8%, pero tras los recientes resultados se espera que el PBI cierre el 2023 en rojo.

«En julio, el PBI registró su segunda peor caída del año (-1.3%) y los indicadores disponibles para agosto y setiembre anticipan que el crecimiento de la actividad económica habría culminado el tercer trimestre en terreno negativo», explican.

La caída prevista sería el peor resultado económico del país desde 1998, es decir, en 25 años, esto sin considerar la crisis que se sufrió en el 2020 por la pandemia.

¿Por qué caeríamos?

Como se recuerda, en la primera mitad del año el PBI sufrió una caída de 0.5% tras el impacto de los fenómenos climatológicos y las protestas registradas a inicios del año.

Por ahora se advierte que la economía no se habría recuperado totalmente de estos impactos.

«Este recorte se debe a que el consumo de los hogares y la inversión de las empresas se estarían recuperando a un ritmo muy por debajo de lo anticipado previamente. En efecto, los resultados muestran que los choques adversos que experimentó el gasto privado en la primera mitad del año estarían siendo más persistentes de lo previsto, lo cual llevaría a que anote una caída de 1.4% en 2023», precisan.

Mayor probabilidad de un fuerte Fenómeno el Niño 

El IPE agrega que para el 2024 se espera un crecimiento de 2.1%, menor a lo que se proyectaba antes, lo cual está relacionado a las expectativas que genera el próximo Fenómeno El Niño.

Leer  Turismo en el Perú se encuentra en proceso de recuperación sostenida

«Para 2024, la revisión a la baja del crecimiento de la economía a un 2.1% obedece a la mayor probabilidad de que el FEN costero en el verano del próximo año sea de una magnitud entre moderada y fuerte, lo cual afectaría a la recuperación del gasto privado», indican. 

Según advierten, los planes de reactivación y preparación para el Fenómeno El Niño vienen mostrando una lenta ejecución en los gobiernos locales

Pese a esto, el próximo años se espera un mejor desempeño en el 2023 por el dinamismo que experimentará la demanda interna ante menores presiones inflacionarias, una mejora de la confianza empresarial y una mayor ejecución del gasto público para atender las repercusiones del Fenómeno el Niño.

(RPP)