La presidenta del Poder Judicial, Elvia Barrios Alvarado, ratificó ante el Grupo de Alto de Nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA), que el rol que cumple la institución que dirige es de “absoluta independencia” y en pro de fortalecer la democracia en el país.

“Les hemos señalado que el Poder Judicial realiza su actividad con absoluta independencia y que cada juez responde por sus decisiones judiciales, somos ajenos a cualquier interés político”, expresó.

“Desde el Poder Judicial nuestro único afán es fortalecer esta frágil democracia”, remarcó.

Los integrantes de la misión de la OEA que participaron en el encuentro fueron el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de Argentina, Santiago Andrés Cafiero; el ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, Arnoldo André Tinoco; la viceministra de Asuntos Multilaterales de Colombia, Laura Gil Savastano, entre otros.

También participaron los jueces supremos César San Martín Castro y Javier Arévalo Vela.

Barrios Alvarado expresó que la Sala Plena de la Corte Suprema solicitó al Ejecutivo en diversas oportunidades reuniones de Consejo de Estado para la buena gobernanza ante la alta conflictividad, pero que no recibió respuesta.

“Los poderes del Estado tienen competencias específicas, pero ello no impide actividades complementarias porque apuntamos hacia la buena gobernanza, pero no hubo respuesta a esas cartas en que señalamos varias interrogantes sobre adónde vamos y qué hacemos para fortalecer la democracia”, recalcó.

PREOCUPACIÓN Y DISCONFORMIDAD

Refirió que expresó al Grupo de Alto de Nivel su preocupación y disconformidad ante discursos del Ejecutivo en los que atribuye al Poder Judicial la utilización de la prisión preventiva como mecanismos de tortura, lo cual rechazó tajantemente.

“Hemos manifestado nuestra extrañeza y disconformidad porque cuando se trata de fortalecer instituciones lo que se hace es caminar hacia un diálogo abierto, y no a la diatriba y al insulto porque eso fragiliza a nuestras instituciones y genera en el ciudadano una falta de credibilidad”, señaló.

La autoridad judicial aclaró, asimismo, que el Poder Judicial no se encuentra en crisis y que cumple sus labores a pesar de la incertidumbre suscitada por falta de diálogo y concordancia entre los otros poderes del Estado.

“Pareciera lamentablemente que hay una pugna entre el Ejecutivo y el Legislativo que no han podido conciliar, concordar como es debido. La crisis es de estos poderes”, dijo.

Asimismo, consideró que el Grupo de Alto Nivel de la OEA tiene una responsabilidad histórica con la emisión de un pronunciamiento ante la crisis institucional suscitada en el país.

“Le hemos señalado (a la OEA) la responsabilidad histórica de emitir un pronunciamiento que oriente a salir de esta crisis de las instituciones porque hay incertidumbre en el ciudadano, con mayor afectación a los más vulnerables por los problemas económicos”, puntualizó.