La presidenta del Poder Judicial, Elvia Barrios Alvarado, conjuntamente con los integrantes del Consejo Ejecutivo, realizó una visita inopinada a la Corte Superior de Cañete, donde se había dispuesto trabajo remoto al 100 % debido al incremento de contagios por la COVID-19.

En su recorrido por los diferentes ambientes de la sede judicial principal, Barrios Alvarado estuvo acompañada de los consejeros Héctor Lama More, Gustavo Álvarez Trujillo, Jessica Medina Jiménez y Vicente Espinoza Santillán.

La concurrencia al referido distrito judicial fue motivada por la preocupación de la salud de los jueces, juezas, el personal jurisdiccional y administrativo, así como para constatar la atención a los usuarios/as del servicio de justicia.

En la sede principal, verificó la asistencia parcial de jueces y juezas con voluntad de trabajo, quienes a pesar del aislamiento, cumplían sus labores en espacios adecuados y con las respectivas medidas de bioseguridad.

Sostuvo que durante el trabajo remoto, los usuarios/as judiciales realizan sus trámites de manera electrónica a través de diversos medios impulsados por el Poder Judicial.

Sin embargo, indicó que aún existe una “significativa brecha tecnológica que impediría un eficaz servicio de justicia”, por lo que ratificó la importancia del trabajo presencial.

Destacó, asimismo, que el personal de este distrito judicial se reincorporará a las actividades presenciales mañana martes 26.

“Los jueces y juezas tenemos un compromiso con la ciudadanía y con el país; en esa línea, considero que a pesar de las dificultades para hacer un trabajo adecuado, el juez está en la obligación de concurrir y liderar su despacho judicial”, expresó.

Añadió que el juez o jueza tiene que ser modelo de conducta, pero, fundamentalmente, tienen que transmitir al ciudadano la confianza de que su proceso va a ser resuelto; y el ciudadano, saber, que tiene a un juez que está despachando día a día, preocupándose por resolver su conflicto.

Leer  PRESIDENTE DE LA CORTE SE REUNE CON GENERAL PNP PARA MEJORAR EL SERVICIO EN MATERIA DE FLAGRANCIA