La V cumbre amazónica 2022, que será celebrada en el Palacio de Convenciones de Lima del 5 al 9 de septiembre, tratará la evaluación del estado de los territorios indígenas del Amazonas y los impactos ambientales del cambio climático y la elaboración de planes de contingencia ante estas situaciones. Esta cumbre será llevada a cabo por los 9 países que conforman la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA): Perú, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Venezuela, Guyana, Guyana Francesa y Surinam; además de presidida por Gregorio Mirabal, coordinador general de la COICA. Con el fin de agilizar la cumbre, él hizo un llamado al Ejecutivo para que en la V Cumbre Amazónica brinde aportes y plantee soluciones para la protección de la Amazonía. En sus palabras: «Nosotros aspiraríamos que Perú, su gobierno, se alíe con los pueblos indígenas y se convierta en un ejemplo para la protección de la Amazonía y de toda la cuenca amazónica»

Además, se recalcó el carácter constructivo que tiene la cumbre respecto a los temas que trata, en busca de un equilibrio en el que las comunidades indígenas y las actividades económicas extractivas y de explotación de recursos puedan coexistir. El coordinador general de la COICA precisó que su organización no está en contra de la explotación petrolera y minera, pero considera que debe haber una regulación y control para garantizar el agua y los alimentos en los pueblos indígenas.