FMI propone plan de US$ 50,000 millones para terminar con la pandemia de COVID-19

La propuesta del FMI costaría unos US$ 50,000 millones en una combinación de subsidios (al menos US$ 35,000 millones), recursos gubernamentales y otros fondos. | Fuente: EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este viernes una propuesta para acabar con la pandemia de la COVID-19, basándose en una financiación de unos US$ 50,000 millones.

Con ese presupuesto se plantea vacunar al 40% la población mundial para finales de año y lograr la reactivación de la economía global.

“Nuestra propuesta establece objetivos, evalúa las necesidades de financiación y define acciones pragmáticas”, dijo Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, en la Cumbre Mundial de la Salud celebrada en Roma.

Bajo este plan se pretende que al menos el 60% de la población mundial esté vacunada para finales del 2022, pues indican que no habrá un “final sostenible” de la crisis económica sin un final de la crisis sanitaria.

“Desde hace tiempo venimos advirtiendo de una peligrosa divergencia en la situación económica (…) Esto no hará más que empeorar a medida que se amplíe la brecha entre los países ricos que tienen acceso a las vacunas y los países pobres que no lo tienen”, comentó Georgieva.

Hasta abril en Estados Unidos más del 40% de la población ya se encuentra vacunada, y en Europa el 20% ya han recibido al menos una dosis de la vacuna. Mientras que menos del 2% de la población africana ya ha sido inmunizada.

En total se calcula que solo el 9.5% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas disponibles, la gran mayoría en las economías avanzadas.

Ante esto el FMI señala que es necesario aumentar los fondos de la iniciativa COVAX, donar las dosis excedentes en los países ricos y liberar el flujo internacional de materias primas y vacunas.

De esos US$ 50,000 millones que se proponen, US$ 35,000 serían financiados por aportes de las economías avanzadas y el sector privado, y otros US$ 15,000 millones restantes a través de financiación disponible en las instituciones multilaterales, como el Banco Mundial y el propio FMI.

(Con información de las agencias EFE y AFP).