En un partido por la fecha 25 de la Serie B de Italia, Cagliari visitó este sábado a Bari en el estadio San Nicola como parte de su lucha por el ascenso, en medio de los primeros puestos de su clasificación.

En este partido tan importante el entrenador Claudio Ranieri depositó su confianza en Gianluca Lapadula para comandar el ataque del Cagliari. El ‘9’ había marcado en la fecha anterior contra Benevento y en esta jornada volvió a celebrar, pues apenas a los dos minutos del choque con Bari conectó un gran cabezazo para poner en ventaja a la visita, llegando así a su décimo gol con el Cagliari y undécimo tanto en toda la temporada.

No obstante el partido terminó con una sensación agridulce para el delantero, pues vio la amarilla a los 34’ por un choque con Walid Cheddira y ello lo dejó condicionado. Sobre los 56’, primeros minutos del complemento, fue a pelear un balón aéreo con un rival y terminó impactando su codo derecho con el rostro de su oponente.

El árbitro no dudó en mostrarle la segunda amarilla y por tanto ser expulsado. Lapadula será una gran baja para Cagliari en la próxima fecha, donde visitará a Venezia.