El abogado penalista Fernando Ugaz aclaró que la empresaria investigada Karelim Lopez «nunca afirmó» haber efectuado entregas de dinero alguno de manera directa o indirecta al mandatario Pedro Castillo o al exsecretario general del Despacho Presidencial, Bruno Pacheco.

A través de su cuenta Twitter, Ugaz publicó una carta notarial a pedido de Karelim López para desmentir «información propalada en los medios de comunicación». Esto luego que la IDL-Reporteros, detalló que la citada empresaria habría intentado acogerse a la figura de la colaboración eficaz tras revelar una supuesta entrega de dinero al Jefe de Estado.

«A propósito de la información propalada por los medios de comunicación, debo precisar que en mi presencia la señora Karelim Lopez nunca afirmó haber efectuado entregas de dinero alguno de manera directa o indirecta al Presidente de la República en funciones», publicó Fernando Ugaz en su red social.

Fernando Ugaz destaca en la carta notarial que la labor de abogacía exige altos estándares de confidencialidad y lealtad tutalada por el derecho al secreto profesional. Sin embargo, hace un pronunciamiento a pedido de su patrocinada Karelim López.

«En mi presencia nunca afirmó haber efectuado entregas de dinero, directa o indirectamente, al señor Bruno Pacheco o al Presidente de la República en funciones, así como tampoco se inició un procedimiento de colaboración eficaz», indicó en el documento.

Según fuentes de IDL-Reporteros, el objetivo de la entrega de dinero de Karelim López, que habría sido pactado directamente con el mandatario Pedro Castillo, era tener la puerta abierta para las obras públicas y el acceso a la mayor cantidad posible de contratos. López indica que el dinero habría sido entregado a Bruno Pacheco en la semana del 22 de noviembre.

Pese a este ofrecimiento, la propuesta de colaboración eficaz no prosperó ya que la fiscal Karla Zecenarro le habría indicado, según las fuentes de IDL-Reporteros, que el primer paso de la delación premiada era reconocer culpa en el delito investigado y luego revelar, con pruebas, otras ilegalidades que pudieran servir para contrapesar esta responsabilidad confesada.