La obesidad continúa siendo un problema de salud pública, pues 7 de cada 10 peruanos sufre de exceso de peso, situación preocupante, porque ahora también afecta a los niños, advirtieron especialistas del Ministerio de Salud (Minsa). Ante este problema, una lideresa de las “Ollas Comunes” del distrito de Comas, María Jesús Agreda Marquina, decidió apostar por un innovador emprendimiento, preparando una mermelada a base de cochayuyo que contiene un mínimo porcentaje de azúcar.

“Yuyami”, le puso como nombre su creadora – natural de La Libertad – al delicioso dulce de algas que mezcla sabores de naranja, mandarina y aguaymanto, y que alivia el sobrepeso – entre otras enfermedades – y fortalece el sistema inmune, por tener propiedades antivíricas y antiinflamatorias.

El cochayuyo es ideal para personas que necesitan controlar su peso pues disminuye el hambre debido a su efecto de expansión natural en el estómago, lo que da una sensación de llenura, y su contenido calórico y azúcares son prácticamente nulos.

“Yuyami” surgió en el taller de emprendimiento «Ave Fénix», organizado por la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, con el fin de impulsar emprendimientos de innovación social y sostenibles económicamente para lograr la autonomía económica de las participantes.

La actividad reunió a 15 madres de familia de las “Ollas Comunes” y 11 universitarios, docentes sanmarquinos, mediante mentorías sobre costos y precios del producto, la mejora de los modelos de negocios y el marketing en bionegocios.

La presidenta del Centro de Innovación para Bionegocios de la FCB, Rosita Elvira Alcántara Poma, informó que, al término del proyecto, resultaron formadas 15 mujeres empoderadas y cinco emprendimientos, cuatro de ellos del sector salud y uno vinculado al medio ambiente. “Agradezco el apoyo de los padrinos que dieron un capital semilla, el financiamiento de la empresa Innser y la donación de la empresa Sal Lobos», añadió.

Leer  ATU: más de 200 conductores fueron sancionados en enero por invadir la vía del Metropolitano

Las lideresas participantes pudieron desarrollar habilidades de liderazgo y gestión de redes de contacto, generar estrategias de marketing social, así como establecer nuevos modelos de financiamiento, entre otros.

Otros productos creados fueron «Animio» que promueve el consumo de sangrecita de pollo en empanadas; «Maná» que promueve el consumo de almendras, dátiles y chocolate orgánico en chocotejas y sniker; “Natu bron” un jarabe natural a base de ajos, cebolla y kion para combatir el asma en adultos. Finalmente, «Tiaras sostenibles» con productos de moda a base de reciclaje de jeans.